México necesita un NAIM donde no estén metidas las manos y `narizotas´ de políticos corruptos

 

Víctor Manuel Rojano Cruz*

Una pequeña población exige que se le devuelvan sus tierras de lo que fue el Antiguo Lago de Texcoco y debaten con argumentos ecologistas. Me pregunto, ¿Por qué no indemnizarles y pagarles más arriba de lo justo para que esas personas no queden como ultrajadas?

 

El Progreso de México exige un aeropuerto de las dimensiones del NAICM, que no tiene comparación en la calidad de su arquitectura vanguardista y que garantiza el progreso de México en las próximas décadas, porque es una obra que durará mucho tiempo vigente. Atrayendo divisas de una manera masiva y revalorando a México ante los ojos del mundo.

 

Ya nos quitaron el petróleo con la Reforma Energética, que ha disparado los precios de la gasolina a niveles inusitados; ahora, con la cancelación del NAIM-Texcoco, nos están quitando el progreso y la entrada de divisas por concepto de Turismo, la pujante industria sin chimeneas.

 

Una cosa es que ya no se permita la corrupción, en donde los políticos dejen de meter sus narizotas y uñas largas en el Nuevo Aeropuerto, y otra, muy distinta, es que se frene el progreso de una nación que pretende ser del Primer Mundo, a pesar de que ya hace algunos ayeres nos calificaron como del Tercer Mundo.

*Periodista y locutor