MEXICANAS, QUIENES MAYOR TRABAJO SIN PAGA PRESTAN A NIVEL MUNDIAL

HOGAR

 

Al hablar de trabajadoras sobreexplotadas a escala mundial, probablemente lleguen a nuestra mente imágenes de mujeres asiáticas en grandes fábricas, con poca iluminación y sin aire acondicionado, teniendo apenas tiempo para consumir alimentos en extenuantes jornadas.

 

No  obstante, no hay peor forma de ser explotado que la de realizar actividades por las cuales no se percibe un sólo céntimo de compensación, siendo en ese rubro las mujeres mexicanas quienes lideran el ranking mundial, asegura el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

 

El Reporte de Desarrollo Humano 2015 revela que las mexicanas dedican en promedio 442 minutos diarios, es decir, casi una jornada laboral completa, a la realización de trabajo sin pago, siendo este indicador superior al de cualquier otra fémina en el planeta.

 

EL TRABAJO NO REMUNERADO COMPRENDE LAS LABORES DOMÉSTICAS, DEL CUIDADO DE LA FAMILIA, SERVICIOS COMUNITARIOS Y VOLUNTARIADO, ASÍ COMO EL AUXILIO QUE SE PRESTA A OTROS HOGARES.

 

Pese a que los adelantos tecnológicos han permitido que una parte considerable de la población mexicana tenga acceso a un tipo de pensamiento cultural distinto al que tradicionalmente les es inculcado, las expectativas son pesimistas para el mediano y largo plazos.

 

De los 442 minutos diarios en promedio que dedican las mujeres mexicanas a actividades sin remuneración, según el referido estudio de Naciones Unidas durante 2009, para 2014 la cifra pasó a ser de 416 minutos, precisa el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

HOGAR 1

 

 

HACIA EL 2030

Así, para el año 2030, cuando la Organización Internacional del Trabajo celebre los avances en materia de igualdad –alineados con la presentación de los Objetivos del Milenio-, las mexicanas permanecerían en el top 5 mundial en el mejor de los escenarios (si el resto de países del mundo no mejora sus condiciones).

 

O bien encabezando nuevamente el listado mundial de trabajo no remunerado por parte de las mujeres (como es más probable que suceda según todo el conjunto de factores observables).

 

Según otra medición del Trabajo No Remunerado en México elaborada también por Inegi, las mujeres dedicaron 38.7 horas semanales a esta actividad en 2014, cuando en 2004 la cifra ascendía a 41.9 horas.

 

Ello significa que tuvo que pasar una década para que los hombres ayudaran con dichas actividades 2.6 horas más, aunque su aportación se encuentra aún muy lejos de ser equitativa con apenas 13.2 horas a la semana.