Megaproyectos y Derechos Indígenas en México (Parte 1 de 10)

 

In Memoriam Rodolfo Stavenhagen

 

BERNARDO MENDEZ LUGO*

Este ensayo me parece oportuno difundirlo ante la construcción del Tren Maya, Canal Seco Transistmico y otros megaproyectos en territorio indígena y grandes inversiones de energía en territorios indígenas en México como Refinería Dos Bocas y Termoeléctrica de Huexca, Morelos, lo que puede provocar impactos ambientales adversos, migraciones y desplazamientos forzados.

 

Espero que sea un granito de arena para enriquecer la visión de las personas interesadas en la problemática indígena en México y otras partes del mundo y contribuir en el avance firme para lograr justicia económica y social para los pueblos autóctonos.

 

Confío en que se respeten los Convenios internacionales que ha ratificado México y que protegen los derechos de entre 15 y 20 millones de indígenas mexicanos, muchos de ellos sobreviviendo en grandes urbes y suburbios de México y centenares de miles trabajando en Estados Unidos, lo que conforma un nuevo hábitat y territorio indígena distinto al concepto de pueblo indígena en su entorno territorial original y hasta distinto a las definiciones censales de “indígena”.

 

Se destaca la Séptima Sesión del Foro Permanente de la ONU sobre Asuntos Indigenas de 2008 porque fue la última participación del mexicano Dr Rodolfo Stavenhagen en su calidad de Relator Especial de la ONU para Asuntos Indigenas.

 

En ocasión de la celebración de la Séptima Sesión del Foro Permanente de Naciones Unidas sobre Asuntos Indígenas que se llevó a cabo en Nueva York desde el 21 de abril y que finalizó el 2 de mayo de 2008 se confirmó el compromiso de la ONU con los Derechos Indígenas.

 

El Foro Permanente de la ONU sobre Asuntos Indígenas es una entidad que orienta al Consejo Económico y Social, con el mandato de discutir los asuntos indígenas relacionados con el desarrollo económico y social, la cultura, el medio ambiente, la educación, la salud y los derechos humanos.

 

Son muchos los documentos que se han escrito y difundido para este Foro, toda la lista de ponencias y presentaciones se encuentran en la página: http://www.un.org/esa/socdev/unpfii 

 

Por ejemplo, la edición de El Mundo Indígena 2008 se lanzó en Nueva York el martes 22 de abril de 2008 en la VII sesión del Foro Permanente de la ONU para las Cuestiones Indígenas (UNPFII). Este volumen comprende 60 perfiles de países y 5 informes sobre diferentes procesos internacionales.

 

Fue editado por Kathrin Wesseldorf. Más Información en: [email protected] También puede bajarlo en forma gratuita en formato PDF en el sitio del Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas: http://www.iwgia.org/sw444.asp

 

La Séptima Sesión que se desarrolló en Nueva York en 2008, tuvo como temáticas especiales: el cambio climático, la diversidad bio-cultural y las formas de vida: el papel de los pueblos indígenas y los nuevos retos.

 

Vale la pena comentar que el  relator de Naciones Unidas para Asuntos Indígenas, nombrado en 2008 fue el prestigiado abogado estadounidense James Anaya, Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Arizona y esta Séptima Sesión del Foro Permanente, fue la primera que asistió en su calidad de Relator.

 

En 2011 el Dr Anaya rindió un importante informe sobre derechos indígenas en Guatemala frente a la explotación de industrias mineras extractivas en territorios indígenas, véase:  https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/BDL/2015/10042.pdf

 

El último informe del Dr James Anaya fue en 2013, una compilación de todos sus informes se puede leer en: https://www.ohchr.org/EN/HRBodies/HRC/RegularSessions/Session24/Documents/A-HRC-24-41-Add5_en.doc

 

Después del Dr Anaya fue nombrada en 2014 Relatora especial para pueblos indígenas la activista indígena filipina Victoria Tauli-Corpuz: https://en.m.wikipedia.org/wiki/Victoria_Tauli-Corpuz que en 2017 realizó una intensa visita de trabajo a México, trece años después de la visita del Relator Especial Rodolfo Stavenhagen, véase: https://www.servindi.org/actualidad-opinion/14/11/2017/la-relatora-de-la-onu-sobre-pueblos-indigenas-13-anos-despues

 

En este contexto multilateral que reafirma el interés por el cumplimiento de los compromisos internacionales por los derechos indígenas, es pertinente reflexionar sobre los compromisos que México tiene con el cumplimiento pleno de los derechos indígenas ya que el Convenio 169 de la OIT que nuestro país ratifico en 1990 convirtió dicho Convenio en mandato constitucional.

 

El Convenio número 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes de 1989 auspiciado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), fue ratificado por México en septiembre de 1990 y el Decreto Promulgatorio de dicho Convenio se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 24 de enero de 1991, entrando en vigor el 5 de septiembre de ese mismo año.

 

Este Convenio sirve de base para elaborar este ensayo y una primera aproximación de los diversos derechos y espacios sociales que se requiere defender y preservar de los pueblos autóctonos en México.

 

Han pasado 29 años de vigencia del Convenio 169 en México y ya en noviembre de 2020, se puede afirmar que México y la gran mayoría de países con pueblos indígenas, tienen deudas sociales y políticas al no cumplirse plenamente algunos de los preceptos básicos de este Convenio, que en el caso de México, son parte del ordenamiento constitucional.

 

Entre los aspectos más importantes a defender del patrimonio de los pueblos indígenas esta su derecho a la tierra. De acuerdo con la organización Survival International hay seis áreas prioritarias que interesa considerar al defender el hábitat indígena: el territorio, la salud, lo económico, la educación, lo político y la cultura. Se incluye el aspecto de acceso a la justicia en el presente trabajo.

 

El incumplimiento en el pasado reciente por parte de las autoridades federales, regionales y locales de México de las disposiciones del Convenio 169 de la OIT explica en parte la violencia en el medio rural, la polarización social y el surgimiento de movimientos insurreccionales indígenas en regiones de Guerrero, Oaxaca y  Chiapas en el sureste mexicano.

 

Existen condiciones sociales y económicas en el medio rural que provocan la violación de los derechos humanos de indígenas y campesinos en amplias regiones del territorio nacional, en especial en los estados de Chiapas, Oaxaca, Puebla, Veracruz, Tabasco, Michoacán, Guerrero, Altos de Sinaloa, Hidalgo, entre otras regiones.

*Director Ejecutivo de la Fundación Promigrante AmericaSinMuros.org con sede en CDMX

 

Fue profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco en la Ciudad de México de 1974 a 1996, fue miembro del Servicio Exterior Mexicano de 1990 a marzo de 2017 cuando entró en retiro por ley. Ha escrito infinidad de artículos y ensayos sobre el desarrollo regional en México, problemas de la pequeña industria artesanal, la educación y las necesidades sociales así como sobre asuntos relativos a los migrantes mexicanos en Estados Unidos, deportados y retornados de EU en México y tránsito de migrantes centroamericanos y de otros países por territorio mexicano.
– [ ] Parte de este trabajo se realizó con el apoyo de la Coordinación de Asesores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México en el periodo octubre 1993-abril 1994..
Las opiniones de este ensayo son personales y no involucran a las instituciones y dependencias de gobierno donde he trabajado.

 

Foto: patrimonioculturalyturismo.cultura.gob.mx