McMaster urge a elevar presión para que Pyongyang abandone programa nuclear

 

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Herbert Raymond McMaster, instó a la comunidad internacional a reducir relaciones diplomáticas con Corea del Norte y cortar todos los lazos comerciales para forzar a Pyongyang a acabar con su programa nuclear.  

 

McMaster hizo estas declaraciones al intervenir en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un foro clave sobre política internacional, en donde afirmó que “hay que presionar al régimen de Kim (Jong-un, presidente norcoreano) para que una dictadura cruel no puede amenazar al mundo con las armas más letales”.

 

“CORTAR TODAS LAS RELACIONES COMERCIALES”

Las sanciones actuales deben por tanto mantenerse, pero a su juicio es preciso dar más pasos: como rebajar el nivel de las relaciones diplomáticas que algunos países mantienen con Corea del Norte, “cortar todas las relaciones comerciales” y “expulsar a los trabajadores invitados” de origen norcoreanos en otros países.

 

Los países que no avancen por esta senda “actúan irresponsablemente”, argumentó McMaster, que evitó citar a qué países se refería específicamente.

 

ACABAR CON EL TERRORISMO

La contención de Corea del Norte entra dentro de la acción estadounidense contra la proliferación de armas de destrucción masiva, uno de los pilares de su estrategia de seguridad nacional, que habla también de acabar con el terrorismo y de “reforzar los fundamentos internacionales para la paz y la prosperidad”.

 

“La paz internacional depende de todas las naciones”, aseguró McMaster, que pidió “más fuertes alianzas basadas en valores, intereses y cargas repartidos”, pese a que reconoció en la necesidad de “competir”.

 

La MSC cuenta entre sus ponentes con el canciller austríaco, Sebastian Kurz, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y la primera ministra británica, Theresa May.