Mata oso pardo a familia de cazador

 

Cazador de osos se llevó una sorpresa al descubrir que su hija y su esposa fueron masacradas por una de sus presas.

Gjermund Roesholt es un cazador profesional de osos que aprovechó una licencia que ofrece el gobierno de Canadá, para conseguir pieles de animales en la distante región del Yukón.

Con el fin de acompañarlo, Valerie Theoret pidió licencia de maternidad y rentó una cabaña para vivir con él y su hija de diez meses de edad Adele.

Cada mañana Gjermund, saldría de casa con su escopeta al hombro para instalar trampas para osos.

La idea de irse al descampado para cazar y conseguir dinero extra era atractiva para la familia Roesholt ya que, en teoría, matar animales para vender sus pieles no era algo realmente peligroso, debido a que los ataques por parte de bestias salvajes de la región son raros.

La última vez que un oso pardo había atacado a una persona fue en 2006, por lo que Gjermund y su familia creyeron que había pocas posibilidades que uno de los siete mil que habitan la región, al noroeste de Canadá, les hiciera daño.

Una mañana, Gjermund fue a revisar las trampas que había colocado el día anterior cuando se encontró con un oso pardo que se abalanzó hacia él.

En un abrir y cerrar de ojos, el cazador se descolgó su escopeta del hombro y la apuntó en dirección de la bestia antes de abrir fuego, matándola de un disparo.

Ya abatida su presa, el cazador se dirigió a la cabaña que compartía con su familia, solo para descubrir que ese oso al que acababa de matar venía de allí y que había asesinado tanto a su esposa como a su bebé.

Medios locales informaron que Gjermund quedó devastado y que sus amigos lo apoyaron en lo que podría ser uno de los episodios más oscuros de su vida.

 

Fuente: Televisa News