Más de 500 niños sufrieron abusos en el coro dirigido por el hermano del papa Benedicto XVI

 

Al menos 547 niños del coro de la catedral de Ratisbona fueron víctimas de los abusos sexuales y físicos perpetrados por sacerdotes y profesores entre 1945 y los años 90.

 

Así lo revela el informe final presentado por el abogado Ulrich Weber, contratado por la Iglesia para investigar el caso, que estalló en 2010 y salpicó al hermano del papa Benedicto XVI.

 

Según Weber, unos 500 niños del citado coro, conocido en Alemania como ‘Regensburg Domspatzen’ (Los gorriones de la catedral de Ratisbona), sufrieron abusos físicos y otros 47, agresiones sexuales, incluyendo violaciones.

 

Sacerdotes y profesores implicados 

“Los afectados describieron sus años escolares como una prisión, como un infierno y como un campo de concentración. Muchos se referían a esos años como la peor época de su vida, caracterizada por el miedo, la violencia y el desamparo”, señaló el letrado, citado por ‘Deutsche Welle’.

 

Además, de los 49 sacerdotes y profesores implicados en las agresiones a los menores, nueve de ellos habrían cometido abusos sexuales. Según Weber, la Iglesia habría fomentado una “cultura del silencio”, que les permitió llevar a cabo las agresiones durante seis décadas.

 

En 2010, el coro, con más de 1.000 años de antigüedad, fue sacudido por una ola de denuncias de abusos sexuales interpuestas por antiguos miembros. Así, en 2013, más de 400 víctimas habían presentado y detallado los abusos sufridos a manos del personal eclesiástico, cita actualidad.rt.com