Los mexicanos cada vez conocen más de salud

 

México es uno de los países que más está trabajando para enfrentar el reto del sobrepeso y la obesidad que afecta a 250 millones de adultos en Latinoamérica, y su población está cada vez más informada en temas de nutrición. Los consumidores mexicanos son los que más demandan productos balanceados específicos en toda la región.

 

En México el 59% de la población compra productos bajos en grasa, contra 39% en América Latina. De los mexicanos, 32% compra alimentos bajos en carbohidratos y 24% libres de lactosa, contra 20% y 14%, respectivamente, en Latinoamérica.

 

Ante esta evolución en las formas de consumo, Kellogg’s fomenta la investigación y el desarrollo para ofrecer productos con menos azúcares añadidos y menos sodio; también impulsa buenas prácticas que ayuden a mejorar sus alimentos y a desarrollar programas que promuevan mejores hábitos de vida.

 

1. Desde 2013, dicha empresa ha puesto al alcance de los consumidores más de 50 nuevos productos, que incluyen ingredientes de los diferentes grupos de alimentos que brindan nutrimentos variados.

2. También ha incrementado el contenido de nutrimentos de importancia como proteína y otros elementos de los granos enteros.

3. Se asegura de que 80% de sus cereales tengan 9 gramos o menos de azúcar por porción.

5. Eliminó todas las grasas trans de sus productos.

6. Tiene una propuesta de valor en el 95% de productos al ser vegetarianos y 32% veganos.

7. Elabora sin colorantes ni saborizantes artificiales el 50% de sus cereales.

8. Para el 2020 la empresa se ha fijado la meta de que el 100% de sus cereales tenga por lo menos un nutriente que la población no esté consumiendo de manera suficiente en su dieta regular como vitamina D, fibra y hierro.

 

UNA BUENA ALIMENTACIÓN

En este mundo cada vez más interconectado, una mejor alimentación es fundamental, así como la actividad física y el estilo de vida sano; temas que aparecen entre los más populares en los medios de comunicación y en los motores de búsqueda.

 

Por ejemplo, las aplicaciones relacionadas con ejercicios y dietas, suben en popularidad en los dispositivos móviles; mientras que los documentales relacionados con una alimentación sana y equilibrada están entre los más populares en Netflix.

Fuente: Expansión