“Le ofrecí mi corazón, me rechazó y me conformé con darle mi riñón”: Simon Louis

 

Simon Louis, de 49 años, es un hombre que donó su riñón a su amiga Mary Emmanuelle, de 41, cuando ella necesitaba un trasplante de emergencia.

 

Cuando a Mary le diagnosticaron una enfermedad renal en etapa terminal, Simon acudió al doctor para ver si él podría ser un posible donante y tras confirmarse que su riñón sería compatible con el organismo de su amiga, decidió ser el primero en postularse como voluntario.

 

DESEABA SER SU ESPOSO

Una vez que la cirugía terminó y los doctores confirmaron que Mary ya se encontraba en recuperación, Simon se armó de valor y le propuso matrimonio pues tras casi dos décadas de amistad, entendió que su deseo siempre había sido ser su esposo.

Simon cuidó a Mary durante varias semanas, atendiendo cada una de sus necesidades. Ella lo llevó a España como agradecimiento por su donación.

 

 

CONSERVA LA ESPERANZA DE SER CORRESPONDIDO

Cuando él pidió su mano ella lo rechazó alegando que no estaba segura de su futuro debido a su pobre estado de salud, según indicó el diario británico Mirror.

 

Pese a la negativa de su vieja amiga, Simon negó sentirse arrepentido por haberle pedido matrimonio, pues aún conserva la esperanza de que algún día ella cambie de parecer y lo elija como su esposo.

 

“Le ofrecí mi corazón y me conformé con darle mi riñón. Pase lo que pase, nunca me arrepentiré de darle el regalo de la vida”, dijo el hombre al diario británico.

 

Mirror relata que los dos se conocieron en un antro de Londres a mitad de los noventas y que a pesar de que al principio hubo algo de romance, éste no evolucionó más allá de coqueteos y un beso.