Las razones de EU para no aprobar la fianza de Genaro García Luna

A unas horas de que tenga lugar la audiencia en la que la Corte Federal de Brooklyn, Nueva York, en la que se decidirá si el ex secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, podrá pagar un bono de un millón de pesos para seguir su proceso penal en libertad, el fiscal federal de los Estados Unidos Richard P. Donoghue envió una carta al Juez Magistrado Robert Levy para oponerse a la liberación remarcando varios delitos del mexicano.

En el documento de siete páginas, compartido por Vice News y difundido durante las primeras horas del 27 de febrero, el fiscal pide respetuosamente, a nombre del gobierno, no aceptar la propuesta del ex funcionario debido a que las condiciones que este declaró para su liberación no son suficientes para “garantizar su comparecencia continua ante el juez Cogan y el tribunal que debe detenerlo en espera del juicio”.

Además solicitó al tribunal emitir una orden de detención permanente para el imputado, quien pretendía pagar dicho monto por medio de tres “responsables financieros”, bienes inmuebles por alrededor de un millón 200 mil dólares y su esposa como aseguradora moral.

Sin embargo, el gobierno estadounidense dio a conocer que dos de los aseguradores no están dispuestos a servir como tales, de acuerdo con sus abogados. Por otro lado, aseguraron que los datos con los que cuentan revelan que el último de sus fiadores no cuenta con los recursos para satisfacer la fianza del millón de dólares por sí solo, además de que ser un ex colaborador del acusado

La Fiscalía considera que no es válido el argumento de que García Luna carece de activos suficiente para huir, además del que señala que su retención limita la capacidad de reunirse y apoyar a su defensa.

Los argumentos que demuestran que existe un inminente riesgo de fuga

1. El acusado sí tiene capacidad de huir, a pesar de que justificó tener lazos suficientes con el Estado, que no emprendió una fuga al ser acusado en el juicio de Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo” y que el mismo propuso pagar la fianza de un millón de dólares por medio de un bono con bienes inmuebles.

2. Las condiciones de la propuesta no aseguran que el imputado vaya a presentarse ante el juez en diligencias posteriores.

3. El acusado tendría motivos para huir a México debido vivió ahí hasta el 2012 y es el lugar en el que residen sus familiares, a donde viajó más de 30 veces en los últimos cinco años.

4. Tener acceso a recursos por medio de una “gran cantidad de funcionarios corruptos” y relaciones con miembros del Cártel de Sinaloa que pueden asegurarse que jamás logren capturarlo. Ejemplificaron este punto con los casos de “El Chapo” y Rafael Caro Quintero, ambos lograron pasar años lejos de la justicia debido a sus nexos con el cartel y con la corrupta policía mexicana.

5. Se cuenta con testigos adicionales dispuestos a dar declaración sobre que García Luna aceptó ayudar al Cártel de Sinaloa a cambio de millones de dólares en sobornos.

6. Sobre el argumento de no poder escapar por la confiscación del pasaporte, se dijo que es conocido que los mexicanos, en muchas ocasiones, no requieren del mismo para atravesar la frontera en vehículo o a pie.

7. Adquirió propiedades que se valúan en cerca de cuatro millones de dólares en los últimos años

8. Existe evidencia fuerte de los actos delictivos de García Luna, que incluye a testigos nuevos, entre los que se encuentran altos ex mandos del Cártel de Sinaloa.

Yates, colegiaturas e inmuebles millonarios con empresas fantasma

El fiscal dio a conocer que el acusado utilizó en diversas ocasiones empresas fantasma para ocultar sus actividades financieras. Por ejemplo, en 2012 usó una empresa con sede en Florida para comprar una residencia en Golden Beach de 5.099 pies cuadrados con un costo de tres millones de dólares pagados en efectivo.

A pesar de que García Luna no figuraba en la documentación del lugar, este se mudó al inmueble después de haberlo comprado.

Por medio de esa empresa, referida en el documento como “Empresa 1”, el ex funcionario mexicano ocultó la propiedad de un yate privado que adquirió.

En 2016, utilizó una segunda empresa (Empresa 2) para pagar la matrícula escolar de sus hijos en instituciones privadas y tampoco aparecía el en ningún registro de la referida institución.

De acuerdo con las investigaciones del gobierno de Estados Unidos, el acusado ha utilizado empresas fantasma y prestanombres para enmascarar sus finanzas. Del mismo modo, las indagatorias revelaron que recibió millones de dólares en fondos a través de estas empresas fraudulentas.

La incesante necesidad de ocultar sus recursos, es algo que el fiscal pidió que el Tribunal considerara para tomar con escepticismo la petición de García Luna.

Además de esto, se cuenta con los datos de prueba sobre los nexos que tiene el ex director de Seguridad, durante la administración de Felipe Calderón, con el Cártel de Sinaloa, así como la mención que se hizo de su persona durante el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán, mismos que utilizó la defensa del imputado para asegurar que no existía riesgo de fuga.

Fue Jesús Zambada García, mejor conocido como “El Rey Zambada”, quien testificó que García Luna recibió, en al menos dos ocasiones, maletines que tenían entre tres y cinco millones a cambio de ayudar al Cártel de Sinaloa.

Fuente: Infobae