octubre 28, 2021

La revolución cubana, la de Fidel y sus barbudos

La revolución cubana, la de Fidel y sus barbudos

 

Bolívar Hernandez*
Los que nacimos a mediados del siglo XX y crecimos con la revolución cubana, la de Fidel y sus barbudos, a la cual admirábamos tanto, los años 60 marcaron a toda una generación de niños que fueron registrados con los nombres de los guerrilleros cubanos: Ernesto (El Che), Camilo (Cienfuegos), Tania y por supuesto Fidel, entre otros.
Un querido amigo mío, camarada de izquierda en la UNAM de México, decidió ponerle a su primogénito el nombre de Camilo, en honor a Camilo Cienfuegos; lo mismo hice yo al ponerle a mi hija el nombre de una legendaria guerrillera, Tania.
Camilo Cienfuegos, joven guerrillero, 27 años, y líder político-militar junto a Fidel y el Che Guevara, en plena efervescencia revolucionaria viajaba en una avioneta Cesna y desapareció en la isla sin dejar rastro alguno.
Esta extraña muerte de Camilo Cienfuegos dio paso a muchas versiones en las que señalaban a Fidel como el autor del “atentado” a su vida.
En la vida
Nos han sucedido divertidas anécdotas con los nombres elegidos para nuestros queridos vástagos, ya que la sociedad frivoliza todo.
A mi amigo, padre de Camilo, invariablemente le preguntaban si el nombre de su hijo era en honor a Camilo Sesto (¡!) Su enfado era mayúsculo, y mejor decidió dejar de explicar a todos el verdadero origen del nombre de su hijo mayor.
Mi hija Tania, un día me reclamó el por qué en su escuela, y en su salón, había tres niñas llamadas Tania. Me acusó de no ser original. Su colegio era un centro educativo de los republicanos españoles, el Luis Vives, ubicado en la colonia Escandón de la Ciudad de México. Era obvio que ahí hubiera un número grande de niñas con el nombre de Tania.
De nuevo la frivolidad de la sociedad mexicana hacían repetitiva la pregunta acerca del nombre de mi hija Tania. Preguntaban si se llamaba así en honor a la cantante peruana Tania Libertad (¡!). Por cierto, sí me fascina la voz de Tania Libertad.
WikiImagesLo mismo ocurre con el nombre de Bolivar
Por ello invariablemente aclaró que tengo nombre de calle o de avenida, para eludir las explicaciones históricas impertinentes. Lo mismo debe ocurrirle a mi hijo Bolivar Jr., pero ya sabrá él qué responder a esas interrogantes desatinadas.
Finalmente, quiero rendir un mini homenaje al cura guerrillero colombiano Camilo Torres Restrepo, quien en nombre de la Teología de la Liberación de los años 70, optó por la lucha armada para protestar por la enorme desigualdad social en su país, y tratar de generar un cambio social profundo en las estructuras neoliberales.
Camilo Torres murió a los 37 años, en un combate contra el ejército colombiano, siendo él miembro del Ejército de Liberación Nacional (ELN), aún en la lucha en Colombia en pleno siglo XXI; ya que la poderosa guerrilla colombiana, las FARC, depuso las armas y ahora participa como una organización política legal.
En el clan Hernández
Hay dos bellas y talentosas jovencitas que llevan con orgullo el nombre de Camila, de estas dos nietas estamos orgullosos sus abuelos paternos, Julio y yo. Designaciones, por cierto, en las que no tuvimos ninguna injerencia ni directa ni indirectamente.
De Camilo Sesto ya se han ocupado ampliamente las “revistas del corazón” de todo el mundo hispano. Y la televisión española RTVE acaba de dedicarle un programa de una hora a ese divo español, para relatar sus éxitos y sus desgracias personales.
Al final de su vida, Camilo Sesto era una caricatura de sí mismo. Cirugías varias en el rostro, sentado en una silla de ruedas, y absolutamente solo, era patética la imagen.
¡Hasta pronto desobedientes y negacionistas del COVID-19!, el virus sigue ahí , fuerte y potente. Vacúnense todos, ¡ya!
*La Vaca Filósofa

About The Author

Soy binacional México-guatemalteco, 77 años. Antropólogo, psicoanalista, periodista, ecólogo, ciclista, poeta y fotógrafo.

Related posts