La mayor amenaza para la democracia es la plutocracia

 

El economista servio-estadounidense Branko Milanovic es uno de los más reconocidos especialistas mundiales en estudios sobre la desigualdad socioeconómica. Ex jefe de la sección de economía del Departamento de Investigación del Banco Mundial y actual profesor de la City University de Nueva York, durante años ha alertado de los problemas causados por el aumento de la desigualdad a escala mundial y la consecuente plutocracia dominando los sistemas políticos, ambos a su ver son una amenaza mayor para las democracias que populismo puesto en boga.

 

En entrevista de página entera concedida al periódico brasileño O Globo publicada el 3 de noviembre, Milanovic tocó la llaga de que el capitalismo actual es un sistema sin competidores, pero observa que hay mucho descontento con los efectos negativos de la globalización, sobre todo en la clase media de los países ricos, además de países como Chile.

 

A propósito del país sudamericano, afirmó:

“Chile tiene una desigualdad de renta muy elevada para un país no tan grande, que no tiene una historia esclavista como Brasil. Chile tiene aún una extrema concentración de riqueza. Tiene un número grande de multimillonarios, algunos con varios miles de millones. Y pasó por una privatización y mercantilización total de servicios públicos.

 

“Además de todo esto, un sistema privado de pensiones. Varios de esos elementos contribuyeron a que las personas más pobres se sintiesen aplastadas por todos lados. (…) Todo esto combinado llevó a esa explosión, que no había sido prevista por nadie. (…) Si fuesen sensatos, van a tratar de promover ajustes”.

 

JUSTICIA Y REDISTRIBUCIÓN

Interrogado sobre el éxito económico chileno, respondió:

“Si se tiene tan sólo crecimiento, como es el caso de Chile, sin contemplar la distribución, la equidad o la oportunidad, se tendrá un montón de chilenos. Entonces, es claro, se va a tener una explosión como ahora. El crecimiento solo no es suficiente. Eso es bien sabido. Si se ve a los partidos socialdemócratas de los años 1950 o después, ellos no hablaban nada más del crecimiento, sino también de la justicia y de la redistribución”.

 

Milanovic se dijo refractario al término “populismo”, “porque parece que sólo las personas que son de centro son razonables y con sentido de la responsabilidad”, haciendo notar que el término se usa para rotular a políticos del lado contrario del espectro, como el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, o la francesa Marine Le Pen.

 

En su nuevo libro, Capitalismo, Alone (Capitalismo, solo), Milanovic se refiere con frecuencia a la plutocracia y a sus problemas:

“Creo que ella representa la mayor amenaza, un riesgo objetivo mayor, para la democracia que el populismo. Porque, de cualquier forma, el populismo presupone que las opiniones de las personas se tomen en cuenta. Independientemente de no mostrar cuales son los intereses involucrados y las reales cuestiones en juego, todo populista necesita trabajar dentro de límites que satisfagan una parte grande del electorado.

“Pero la plutocracia no necesita de eso. Ella puede permitirse ver únicamente a las personas que están en la cumbre de la pirámide de la riqueza”.

En lo que toca a Brasil

El economista se mostró sorprendido con la enorme desigualdad de la riqueza en el país, medida por el Coeficiente de Gini (que varía de 0 a 1, cuando más próximo a 1, mayor es la concentración de la riqueza, considerada como diferente de la concentración de la renta):

“Quedé sorprendido porque es raro ver ese número 0.00. Pero independientemente si es 0.99 o 0.95, el hecho es que es más de 0.9. Eso significa que Brasil tiene una concentración extremadamente alta de renta de capital y de riqueza.

“Y, en todos los estudios, nadie cuestiona el hecho de que la desigualdad de la riqueza de Brasil es todavía mayor que la desigualdad de la renta. Si se mira la desigualdad de la renta, ella gira en torno de 0.50, 0.57, pero es mucho menor que la desigualdad de la riqueza”.

 

Tal vez Milanovic quedase más sorprendido si supiera que los números citados por el informe Global Health 2019 del banco Crédit Suisse, según el cual el número de millonarios brasileños aumentó casi un quinto en el último año, aún en medio de la mayor depresión económica de la historia nacional.

*MSIa Informa