La importancia de pulir los suelos de mármol, terrazo y granito

 

Los suelos de mármol, terrazo y granito son muy usados en las casas y oficinas debido a que brindan un aspecto elegante y se adaptan a distintos ambientes. También son suelos de gran resistencia y durabilidad. Estos materiales deben estar pulidos con frecuencia para preservar su esencia y darles el brillo característico.

El pulido de pisos y debastado de suelos de mármol, terrazo y granito son procedimientos que deben realizarse con ciertos parámetros para garantizar un trabajo óptimo. Un correcto mantenimiento y limpieza de los suelos es clave para obtener el brillo deseado.

La importancia y ventajas de pulir los suelos

La pulitura de los suelos forma parte clave en el mantenimiento de las superficies, para evitar que las manchas y la suciedad se adhieran a los materiales con el paso del tiempo. Mientras más pulido esté el suelo, será menos probable que se acumule el moho y las sustancias pegajosas.

El mármol, terrazo y granito tienen la ventaja de contar con un brillo natural. No obstante, el brillo va desapareciendo con el paso del tiempo si no se cuida de forma adecuada. El material de los suelos es estimulado por medio de la pulitura, logrando un brillo vivo y reluciente que genera una grata impresión en el visitante. Es por ello que los suelos de mármol, terrazo y granito los vemos con frecuencia en las oficinas de importantes compañías.

Procedimiento de pulitura de los suelos

Veamos los pasos que se deben seguir para el pulido de suelos de marmol. El pulido de mármol para el cuidado de superficies de mármol se debe ejecutar con una serie de técnicas, evitando causar algún daño en el material.

Antes de comenzar a pulir el piso es necesario barrer o aspirar la suciedad y el polvo. Seguidamente, se debe fregar la superficie con agua tibia y un poco de jabón neutro. De forma opcional, se puede usar agua destilada con el fin de evitar rastros de gotas o marcas de agua.

Después de algunos minutos, se recomienda secar el piso para retirar los restos de jabón o de algún otro producto que se haya utilizado. Se puede usar una fregona o un paño seco.

¿Cómo sacar brillo al piso?

Ahora comienza el procedimiento de pulitura. El primer producto a utilizar será el decapante de suelos o base del cristalizador que permite una limpieza profunda y propicia el abrillantado. Se debe pulverizar el líquido en el suelo y frotar con una máquina rotativa a baja velocidad con lana de acero.

Lo siguiente será aplicar el líquido cristalizador de suelos. Así se creará una capa sólida y transparente de producto cristalizado que generará el brillo deseado. El cristalizador también se aplicará con una máquina rotativa con lana de acero. El piso podría quedar así como está, o bien finalizar con una capa protectora de mármol, terrazo y granito. Este último producto ayudará a eliminar defectos o imperfecciones.

La importancia de contratar una compañía profesional

La decisión más sabia para la pulitura de suelos de mármol, terrazo y granito es contratar a una empresa profesional con varios años de experiencia. Las compañías de pulido y debastado de suelos cuentan con los productos y maquinarias necesarias para realizar un trabajo de calidad profesional.

Como bien sabes, estos no son suelos económicos, y vale la pena garantizar su máximo cuidado. El adecuado mantenimiento de los suelos de mármol, terrazo y granito prolongará la vida útil de las superficies, evitando posibles trabajos de reparación a futuro.