La cirugía plástica soporta bien la crisis 

La cirugía estética es uno de los sectores de la salud que menos impacto está recibiendo por los distintos tipos de crisis, incluyendo las sanitarias, de hecho, en algunos casos se han disparado las peticiones para someterse a estos tratamientos quirúrgicos 

La situación que ha traído la última crisis, la sanitaria, obliga a las personas a tomar medidas de protección, entre las que se incluyen el uso de mascarillas y el confinamiento en los hogares durante largas temporadas. Estos dos elementos se presentan como excusa perfecta para elegir estos días como ideales para entrar en quirófano y llevar a cabo la intervención de cirugía estética que ansiaban. Los clientes y pacientes que se someten a estas operaciones pasarán tiempo en casa, con mascarillas, es decir, ocultos de miradas curiosas o inquisitivas. Tiempo más que suficiente para aparecer completamente recuperadas sin rastro de la intervención. 

La cirugía estética vive un buen momento 

Efectivamente, las clínicas de estética están viviendo un auténtico boom en el post confinamiento. Una situación que les está viniendo muy bien a todos aquellos que quieren someterse a algún tipo de arreglo, y es que la situación social es inmejorable. 

Los precios se han visto reducidos, algo que viene ocurriendo en los últimos años, pero, además, las tendencias de un mundo digital hacen su trabajo: el selfie, las videoconferencias y las redes sociales hacen que se sienta una especial inclinación hacia la belleza personal. En cualquier momento se puede ser partícipe en una sesión de fotos o formar parte de un video y que se circule por la red durante un tiempo indefinido. 

La necesidad de estar atractivos físicamente se ha vuelto tendencia global, y para ello no se duda en entrar en quirófano y arreglar la parte que no es lo suficientemente atractiva o resaltar aquella que sí lo es. 

Por otro lado, y como ya se ha indicado, el pasar mucho tiempo confinado y usar mascarilla es ideal para llevar mejor la fase de post operatorio, mientras las cicatrices y señales de la intervención desaparecen. 

La elección de la clínica de estética de Valladolid 

Una vez que se ha decidido someterse a una intervención de cirugía plástica, la duda recae en la elección de la clínica más adecuada. Cada ciudad y provincia puede llegar a tener una o dos que son referentes y que ofrecen la máxima garantía, algo que se puede investigar en foros especializados. 

El premio a la mejor clínica de cirugía estética valladolid recae en la clínica del Dr Sanz, a la que se accede haciendo clic en el enlace que se acaba de sugerir en este mismo párrafo. Y es que los Dres. Ayala Gutiérrez y Sanz Giménez-Rico sobrepasan los 20 años de experiencia en la práctica de la cirugía reconstructiva y estética, alcanzando la excelencia en todos y cada uno de sus trabajos. 

Para llevar a cabo sus intervenciones, a su excelente trato humano, vocación y preparación se le suman las más avanzadas herramientas destinadas a cumplir con la máxima eficacia los casos concretos a los que se enfrentan diariamente, independientemente a su dificultad. 

 Sus especialidades en cirugía estética son: 

Cirugía plástica facial 

Esta cirugía es la que se acomete para remodelar la estructura de la cabeza y el cuello. Generalmente se actúa en la nariz, orejas, mentón, cuello y pómulos. 

Lifting facial 

Es la que intervención quirúrgica que se realiza para recuperar la tersura de la piel y en los músculos de la cara para eliminar arrugas. 

La Rinoplastia 

En este caso trata de solucionar los problemas estéticos y funcionales de la nariz. 

La Blefaroplastia 

También es cosmético o funcional, pero se lleva a cabo con el objetivo de remodelar el párpado, ya sea el superior o el inferior. 

La Otoplastia 

Es aquella intervención que se lleva a cabo para mejorar el aspecto de la oreja. 

Otras aplicaciones de la cirugía facial que realizan en esta clínica de referencia nacional ubicada en Valladolid están relacionadas con la mejora de la sonrisa y con el tratamiento de la lipoatrofia facial en aquellos pacientes que sufren de VIH+ 

La Cirugía Mamaria 

La cirugía mamaria o mamoplastia comprende un conjunto de técnicas utilizadas para dar forma a la mama, ya sea aumentándola, reduciéndola, reconstruyéndola o levantándola, pero siempre conservando su forma natural. Sus aplicaciones más comunes son las siguientes: 

El lipofilling 

Se trata de una técnica en la que se somete a la paciente a un aumento de pecho y a una lipsucción en el mismo momento. 

La mamoplastia de aumento 

Implante de una prótesis para aumentar su tamaño. 

La gigantomastia 

Tratamiento quirúrgico del crecimiento excesivo de los senos. 

La mastopexia 

Reafirmación de los senos. 

La anisomastia 

Corrección de la asimetría mamaria. 

 La capsulectomía 

Extirpación de la cápsula patológica alrededor de una prótesis y sustitución. 

La ginecomastia 

Aumento patológico de las glándulas mamarias en el hombre 

La cirugía de contorno corporal 

Se trata de una técnica novedosa para dar forma a casi cualquier zona del cuerpo. Se elimina el exceso de grasa y piel que no se consigue con dietas ni con ejercicios físicos. 

Liposucción 

Extracción de grasa o tejido adiposo para remodelar la silueta. 

Abdominoplastia 

Elimina tanto el exceso de grasa como de piel, así como aumenta la tensión de los músculos de la pared abdominal. 

Body-lift 

Mejora el aspecto del abdomen, muslos, glúteos, flancos y brazos con una operación quirúrgica. 

Gluteoplastia 

Como su propio nombre indica, se utiliza para lograr un glúteo más definido.