Esta es la cárcel provisional de los príncipes saudíes detenidos

Con más de 50 acres de jardines “lujosamente diseñados”, cerca de 500 “espaciosas y suntuosas” habitaciones, un spa de “clase mundial” y una “impresionante” piscina cubierta, el Ritz-Carlton en la capital de Arabia Saudita de Riad está entre los “Los hoteles de cinco estrellas más majestuosos”,  de acuerdo con su sitio web.

Hacer la reservación de una habitación ahí para enero de 2018 podría costar alrededor de 1,165 a 3,899 riyales saudíes, es decir de US$311 a US$1,039 por noche, sin impuestos.

A menos que, por supuesto, formes parte del grupo de más de 30 miembros de la realeza y élites sauditas detenidos en este “elegante oasis”, que ahora funciona como la prisión más extravagante del mundo.

El fin de semana, el príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman llevó a cabo una ofensiva masiva de varios días, aparentemente para atacar la corrupción, bajo el decreto de su padre, el rey Salman. El príncipe heredero detuvo a docenas de hombres ricos, poderosos y prominentes, incluidos varios príncipes y ministros sauditas, sin cargos formales. Como señala The New York Times, la purga ha sido vista por algunos como un intento del príncipe Salman de consolidar su poder.

Mantener a esas figuras de alto rango en una celda real mientras son investigados habría sido visto como algo profundamente insultante, por lo que se hicieron otros arreglos.

“No podría haberlos metido en la cárcel”, dijo un alto funcionario, según The Guardian. “Y él lo hubiera sabido. Así que esta fue la solución más digna que pudo encontrar”.

Los huéspedes que se estaban hospedando ahí fueron expulsados ??el sábado por la noche y enviados a otros hoteles para dejar espacio a los nuevos inquilinos, informó The Guardian. Los detenidos tienen prohibido abandonar el país. No está claro cuánto tiempo pasarán en el lujoso hotel, o qué pasará exactamente si se les encuentra culpables. Según su sitio web, Ritzadh’s Ritz-Carlton cuenta con “una tentadora variedad de comodidades”, que incluyen:

Cada cuarto cuenta con una televisión, reproductor de DVD y un frigobar, entre otras amenidades.

Un mensaje publicado en el sitio indica: “Debido a circunstancias imprevistas, las líneas telefónicas y de internet del hotel están actualmente desconectadas hasta nuevo aviso”.

La lista de huéspedes de este lujoso hotel abarcan al presidente estadounidense Donald Trump, quien expresó su apoyo a la reciente purga de Arabia Saudita, así como a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, al expresidente Barack Obama y a varios multimillonarios sauditas. Fuente: Excélsior