abril 14, 2021

La #arqueología, mi pasión oculta  y mi sombrero de #IndianaJones reposa en el baúl de los recuerdos tras visitar #Tikal, en #Guatemala

La #arqueología, mi pasión oculta  y mi sombrero de #IndianaJones reposa en el baúl de los recuerdos tras visitar #Tikal, en #Guatemala

 

Bolívar Hernandez*

Estudié Antropología, específicamente Etnología, pero mis pasiones ocultas han sido la Arqueología y la Lingüística.

 

Trabajé en el grandioso Museo Nacional de Antropología, casi recién inaugurado en el Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México.

 

Me convertí naturalmente en un guía de turistas no solo dentro de dicho Museo, también en los sitios arqueológicos de México. El recinto tenía un equipo femenino de guías, algunas fueron mis compañeras en la carrera de Antropología, y ellas tenían la exclusividad en esa actividad.

Por ello, mi labor como guía dentro del museo no era ilegal, pero no permitida. Me gusta ser disidente y provocador a las instituciones y por lo tanto yo ejercía el oficio de guía muy quitado de la pena.

 

Mis salas favoritas eran la Maya, la Mexica y la sala de Teotihuacán, las conocía como la palma de mi mano. Conduje grupos de extranjeros a Teotihuacán, Cholula, Monte Albán, Palenque y Chichén Itzá .

 

La experiencia más desastrosa

Fue un viaje con un grupo de mexicanos dedicados a la medicina tradicional y a la herbolaria, que querían visitar Tikal en la selva del Peten, Guatemala. Pero con condiciones extravagantes, como por ejemplo llegar tal día, y subir a la pirámide del Gran Jaguar a una cierta hora.

Un viaje agotador desde la capital de Guatemala hasta El Peten, fueron más de 10  horas dando tumbos en una carretera semidestruida; Todos los del grupo muy impacientes por la demora en esa carretera infernal. Calor extremo, incomodidad absoluta…

 

Llegamos a Tikal a buena hora por la mañana, y según el grupo había que estar en la cúspide de la pirámide de El Gran Jaguar a las 12 am en punto. El ascenso a las pirámides mayas es complicado debido a que las escalinatas son muy inclinadas y los escalones demasiado estrechos. Las personas sienten vértigo en la subida y en la bajada también.

 

Yo tenía una gran condición física por ser deportista de toda la vida, pero en el grupo había personas con sobrepeso y con hipertensión. Eso dificultaba demasiado llegar a la cúspide a las 12 am en punto.

Por fin lo logramos, y el grupo hace los preparativos para realizar una ceremonia ritual con fuego y ofrendas diversas, además de danzas y cantos en náhuatl.

 

LOS PLANETAS SE ALINEARON

Al regreso el grupo estaba satisfecho por haber logrado alcanzar los objetivos que les ordenó el shaman, su guía espiritual en México. Lo fantástico según ellos, fue que ese día tal del calendario Maya y a esa hora exactamente, los planetas se alinearon en perfecta sincronía.

 

Con esa fallida excursión, terminé con mi oficio de guía de turistas. Me gustó bastante caminar por tantos sitios arqueológicos y explicar a personas interesadas en las culturas prehispánicas algunos rasgos de historia, mitos y costumbres ancestrales.

Pero con personas esotéricas, con pensamientos mágicos, que habitan otras realidades, paralelas, nunca más.

 

Mi sombrero del estilo de Indiana Jones, reposa ahora en un baúl, en el baúl de los recuerdos.

*La Vaca Filósofa

Foto: DEZALB 

About The Author

DiarioNoticiasWeb.Com

DIARIO NOTICIAS WEB ES UN JOVEN PORTAL PERIODÍSTICO DIGITAL INDEPENDIENTE, CON INFORMACIÓN ACTUAL Y ANALÍTICA, DE ÁGIL LECTURA,

Related posts