Ixchel Muriel festeja 6 años con temática de Poppy, la heroína de la película Trolls

 

Marco Antonio Escobedo

Con una gran sonrisa, Ixchel Muriel Ramírez Vallejo recibía, junto a su joven y guapa mamá, Xantal Anaís y su tío Roberto a los numerosos invitados que se dieron cita este domingo en el Salón de Fiestas Monkeys, ubicado en la Colonia Jardín Balbuena de la CDMX, para celebrar su cumpleaños número seis.

 

Muriel, acompañada de sus compañeritos de escuela, así como familiares y amigos disfrutaron de una amena tarde, donde reinó la alegría, los juegos, regalos y la camaradería.

 

 

UNA RICA TAQUIZA

Ensaladas de verduras con limón y chile piquín y palomitas fueron el deleite de los comensales para abrir el apetito.

 

Después vendría una rica taquiza, donde se dio gusto a todos los paladares, con típicos guisos mexicanos: rajas con crema y pollo, costillitas de puerco en chile morita, cochinita pibil y suadero, sin olvidar los frijolitos y arroz rojo; y para los pequeños, hot dogs y nuggets de pollo con puré de papa.

 

Ricas aguas de sabores, jugos y refrescos para mitigar la sed. Después, un aromático café acompañó el delicioso pastel adornado por la simpática Poppy, de la película Trolls. En el filme, Poppy es una troll optimista, aunque un poco ingenua. Su padre, Rey Peppy salvó a sus súbditos del Hambre-Troll de los Bertenos.

 

“Muriel vio el filme, le encantó y es fan de Poppy –comenta su mamá Anaís”-, así que la temática de la fiesta fue esta coqueta, valiente y divertida troll, donde invitaciones, piñata, adornos y dulces fueron el deleite de los pequeños.

 

 

EMOTIVO MOMENTO

Un momento muy emotivo fue ver la presentación del video de Ixchel Muriel, presentado por Elsa la Reina de las nieves de Arendelle, la protagonista principal de Frozen, la película de Disney.

 

Acompañada de su mamá, así como de su abuelita, Blanca Estela Vallejo, quien hace pocos meses se convirtió en una angelito y se fue al cielo, se vio el transcurrir del tiempo de Muriel, desde que era una bebecita recién nacida hasta en lo que hoy es, una muñequita de seis años. 

 

 

DIVERTIDOS JUEGOS, CONCURSOS Y REGALOS

Llegó la hora de los juegos, donde niñ@s y sus papitos disfrutaron al máximo. En una primera dinámica, se crearon dos grupos de niños (de todas las edades) para formar torres de vasos y platos. El equipo de la festejada ganó, ya que Muriel se encargó de mantener su torre en pie. 

 

Después se formaron dos grupos de hijo con papá o mamá, donde el reto era sujetar con una bombita un plato de plástico y llevarlo hacia un recipiente (de ida y vuelta). Más de una carcajada provocó ver las pericias de los papitos para lograr vencer al equipo contrario. Por ahí se vio volar un zapato que algún papá perdió en la carrera y ver tropezar a un chiquillo.

 

El juego de las sillas fue todo un espectáculo. Los hombres buscaban ganar a una mamita, pero ella resultó más osada y muy buena atleta. ¡Les ganó!

 

Por supuesto, en la fiesta de la coqueta Muriel (a quien de cariño le dicen Muri) no podía faltar el karaoke, donde pequeñitos de tres años subieron a cantar temas como La Llorona, de la película Coco; Susana, de Ricky Martin hasta Lava, cover del cortometraje “Lava” de Pixar.

 

Pero fue el pequeño Santiago y su papá, Eduardo Chávez quienes se llevaron la ovación de la tarde al cantar a dueto un tema muy rockero, Yes sir i can boogie, de La Gusana Ciega. Así, con música y alegría finalizó esta amena reunión.

 

 

ENTRE LOS INVITADOS ESTUVIERON

 

 

 

 

 

Los padrinos de Muriel, Roberto Ramírez y Gabriela