Insulta Maduro a Macri y culpa a Portugal de sabotaje navideño

 

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, volvió a atacar ayer al presidente de Argentina, Mauricio Macri.

“Macri es el padrino de la derecha fascista venezolana (…) Si ellos (la oposición) llegaran algún día a gobernar Venezuela harían peor que lo que está haciendo Macri en Argentina”, refirió Maduro en un acto televisado de entrega de viviendas sociales en Caracas.

El mandatario aseguró que su homólogo argentino aumentó la edad de pensionarse a 70 años y además les quitó las pensiones a las personas con alguna discapacidad, a los combatientes de Malvinas y a las madres de hogares.

“Es una rata, una rata de cañería, porque representa a la oligarquía más rancia que desprecia al pueblo”.

Ah, pero si llega a Venezuela un Macri, ¿ustedes se imaginan un Macri en la presidencia de la República de Venezuela? ¿Qué haría? Acabaría con el sistema de seguridad, de protección social”, declaró el líder del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Durante su intervención, el jefe de Estado se dio a la tarea de insistir repetidamente en la importancia de sacarse el llamado “carnet de la patria” para recibir las pensiones y las ayudas sociales del Gobierno, de las que dependen cada vez más venezolanos.

El “carnet de la patria” es un censo paralelo creado por el chavismo, a través del que reparte beneficios del Estado.

Los críticos de Maduro han denunciado la utilización de este censo como una forma de control social.

Asimismo, acusó a Portugal de sabotear la importación de perniles por parte del gobierno, que incumplió su promesa de repartir entre el pueblo este alimento tradicional de Navidad.

Pero, ¿qué pasó con el pernil? Nos sabotearon. Puedo decirlo de un país, Portugal. Estaba listo, porque nosotros compramos todo el pernil que había en Venezuela. Todo, lo compramos. Pero teníamos que importar y así di la orden y firmé los pagos. Pero nos persiguieron las cuentas bancarias”, explicó Maduro.

“Nos persiguieron los dos barcos gigantes que venían y nos sabotearon por ahora”, agregó.

Grupos de venezolanos de zonas humildes han protestado en los últimos días en distintos puntos del país al no llegarles el pernil navideño prometido para seis millones de familias.

Junto con la hallaca, que es un tamal de maíz relleno con carne de res, pollo, aceitunas y uvas pasas, el pernil es uno de los componentes tradicionales en las cenas de Navidad y Año Nuevo en los hogares venezolanos.

En el mismo evento, Maduro avaló destinar los más de 5 mil millones de barriles de petróleo certificados que, según dijo, hay en uno de los bloques de la Faja Petrolífera del Orinoco como respaldo para el “Petro”.

Además, se dio a la tarea de adelantar  que certificará en su momento campos de oro del Arco Minero del Orinoco para dedicar un campo de oro para apoyar el esfuerzo financiero y monetario de la criptomoneda.

“Y así vamos a hacer también con diamantes”, finalizó.