Humo de incendios de Australia le da la vuelta al mundo dejando tormentas eléctricas a su paso

 

El humo que se produjo durante los incendios forestales de Australia regresará a dicho país tras completar un viaje alrededor del mundo, que ha sufrido el impacto en la calidad del aire en sitios lejanos, como Sudamérica.

 

La NASA señaló que para el 8 de enero, el humo ya se había abierto camino en todo el mundo y prevé que completará un circuito completo.

 

Nueva Zelanda experimentó graves problemas en la calidad del aire mientras que en países como Chile y Argentina el humo se ha reflejado en cielos nublados y coloridos atardeceres.

Las condiciones sin precedentes que incluyen el calor abrasador combinado con la sequía histórica, han llevado a la formación de un número inusualmente grande de eventos pirocumulonimbos, refiere la NASA.

 

NUBES SIN LLUVIA

Explica que los eventos pirocumulonimbos, indentificados por la NASA con las siglas ‘pyrCbs’, son esencialmente tormentas eléctricas inducidas por el fuego, activadas por la elevación de cenizas, humo y material en llamas a través de corrientes ascendentes sobrecalentadas.

 

A medida que estos materiales se enfrían, se forman nubes que se comportan como tormentas eléctricas tradicionales pero sin la precipitación pluvial que generalmente les acompaña.

 

La NASA informó que está rastreando el movimiento del humo de los fuegos australianos elevados a través de los eventos pyrCbs a más de 15 kilómetros de altura.

Una vez en la estratosfera, el humo puede viajar miles de millas desde su fuente, afectando las condiciones atmosféricas a nivel mundial.

 

REVÉS A LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Los incendios se han quemado en un área dos veces más grande que Suiza, causando al menos 28 muertes y destruyendo miles de hogares.

 

También han bombeado más de la mitad de las emisiones anuales de dióxido de carbono del país en otro revés para la lucha contra el cambio climático.