Guillermo Pérez mata a su exnovia y luego toma a una mujer como rehén; llega Policía y acribilla a los dos (video)

 

Guillermo Pérez, de 32 años, recibió disparos de tres agentes en Los Ángeles, en EU, luego de que testigos informaran que había apuñalado a una exnovia cerca de una iglesia en el área de Van Nuys. 

 

Cuando llegaron los agentes, Pérez todavía estaba agarrando un cuchillo ensangrentado y una silla de metal, pero se negó a soltarlos a pesar de las repetidas advertencias. 

 

“SUELTA EL CUCHILLO”

Dramáticas imágenes muestran a oficiales tratando de desarmarlo gritando “suelta el cuchillo” y disparando balas no letales, pero el hombre no se inmuta y toma a una mujer como rehén, a quien le pone un cuchillo en el cuello. 

 

Entonces, tres oficiales le disparan y lo aniquilan, aunque trágicamente también matan a la rehén, Elizabeth Tollison, de 49 años, informa abc7. 

 

“EN UN MOVIMIENTO DE SIERRA”

El Departamento de Policía de Los Ángeles ha publicado un video del enfrentamiento en el que explican cómo los testigos vieron a Pérez sosteniendo un cuchillo ‘en un movimiento de sierra’ contra el cuello de una mujer. 

 

El comandante Alan Hamilton dijo que la policía de Los Ángeles recibió dos llamadas al 911 sobre un hombre que acababa de apuñalar a su exnovia en la Iglesia Luterana Central en la Avenida Tyrone. 

 

Las autoridades estuvieron en la escena en cuestión de minutos y se vieron atrapadas en un peligroso enfrentamiento con Pérez. 

 

Hamilton dijo: “Pérez agarró el cuchillo en extremos opuestos a través de su cuello. Lo movió en un movimiento de aserrado a través de su garganta”.

 

Fue entonces cuando tres oficiales dispararon sus pistolas contra Pérez, éste cae al suelo.

 

                                                                                                                                                 REHÉN FUE ALCANZADA POR DISPAROS

“Trágicamente, la rehén de Pérez también fue alcanzado por los disparos y se derrumbó”. Dos balas golpearon a la mujer. Tanto ella como Pérez fueron llevados al hospital donde más tarde murieron. 

 

La policía dijo que Pérez tenía condenas previas por robo y que había sido arrestado por asalto y violencia doméstica en el pasado. También dijeron que era miembro de una pandilla de indocumentados.