Guatemala: Intensas lluvias dejan un muerto y severas afectaciones

 

Un muerto y afectaciones en cuatro departamentos de Guatemala es el saldo hasta ahora de intensas lluvias asociadas a un Sistema de Baja Presión en el Océano Pacífico, confirmó la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

 

Las precipitaciones también están asociadas a los efectos indirectos del huracán “Michael” en el Atlántico, y que afectan a Centroamérica desde el último fin de semana.

 

Los incidentes generados en las últimas 24 horas por las lluvias han impactado principalmente a los departamentos de Escuintla, Santa Rosa, Jutiapa y Petén.

 

 

11 MIL 432 PERSONAS AFECTADAS

Según el balance de autoridades, en ese lapso se contabilizaron 24 incidentes por lluvias que dejaron 11 mil 432 personas afectadas, 992 damnificadas, 35 viviendas con daños leves, 957 con daños moderados, dos puentes artesanales destruidos y una carretera afectada.

 

La Conred destacó que “como parte de las acciones de respuesta desde la noche del lunes se realizó el traslado y distribución de asistencia humanitaria para las personas afectadas por las lluvias.

 

La institución dijo que fue ubicado este martes el cadáver de un menor reportado desaparecido el viernes, cuando intentó con familiares cruzar un río en Malacatán, departamento de San Marcos, fronterizo con México, lo que llevó a nueve el número de muertos en la temporada que se extenderá hasta noviembre.

 

Precisó que han cubierto 280 incidentes por las lluvias que han afectado a 678 mil 390 personas, mientras que mil 208 son atendidas en albergues.

 

 

SUSPENSIÓN DE CLASES

El Ministerio de Educación de Guatemala autorizó hoy a los directores departamentales a suspender las clases si lo consideran necesario debido a las fuertes precipitaciones que se producen en diferentes puntos del país.

 

La cartera explicó, en un comunicado, que deja “a discreción” de estos encargados suspender las clases después de hacer las evaluaciones pertinentes en cada jurisdicción “ante las condiciones climáticas actuales”.

 

El fin, agregó, es “resguardar la integridad de los niños, jóvenes, docentes y padres de familia”.