agosto 05, 2021

#Guatemala: Antigua vida mía, la tercera capital de la era colonial

#Guatemala: Antigua vida mía, la tercera capital de la era colonial

 

Bolivar Hernandez*
Guatemala, Gua.- En esta ocasión no haré referencia a la afamada novela de la escritora chilena Marcela Serrano (1951), Antigua vida mía, publicada en 1995 con gran éxito entre sus seguidoras. Serrano ha tenido éxitos editoriales al tratar temas femeninos tal como ocurrió con sus novelas emblemáticas: Diez mujeres, Nosotras que nos queremos tanto y El albergue de las mujeres tristes.
La Antigua Guatemala tiene un hondo sentimiento para todos los guatemaltecos, quienes la presumen a propios y extraños. Todo turista nacional y extranjero tiene que visitarla, es un punto obligado.
La Antigua Guatemala es la tercera capital de la era colonial, antes fue Iximche, luego Ciudad Vieja en las faldas del volcán de Agua, y posteriormente se fundó en 1543 la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala.
Esta última ciudad fue arrasada por un potente terremoto en el año de 1775, que destruyó por completo la urbe colonial. Y luego se procedió su traslado al valle de la Asunción, asiento actual de la capital del país.
En su nueva ubicación la capital de Guatemala fue destruida por otro terremoto en 1917.
La Antigua Guatemala tiene en su entorno próximo tres volcanes: Agua, Acatenango y Fuego (en actividad constante), tiembla con frecuencia y el volcán de Fuego está en permanente erupción de lava.
La ciudad colonial de La Antigua Guatemala
Está trazada en forma reticular, con manzanas de 100 metros por lado. Tiene un parque central que rodean la Catedral en ruinas, el Palacio de los Capitanes, y El Cabildo municipal; son hermosos edificios con una imponente arquitectura de arcos.
Está llena de Iglesias coloniales y la celebración de la Semana Santa es todo un acontecimiento religioso, donde varias procesiones desfilan por sus calles, y cientos de hombres llevan sobre sus hombros pesadas estructuras.
Éstos van vestidos con batas moradas y con la cabeza cubierta con un cucurucho morado, al igual como ocurre con los penitentes en la Ciudad de Sevilla, España.
En La Antigua Guatemala estuvo mi padre internado como estudiante foráneo, allá por el año 1930. Y yo también en un internado en otra población cercana a La Antigua, llamada Chimaltenango, en los años sesenta.
He vuelto a La Antigua Guatemala
Con una carga de nostalgia, muchos recuerdos se agolpan en mi cabeza , todos agradables y amenos.
Recorro sus calles empedradas y visito las ruinas de los edificios imponentes que marcan la destrucción de la bella ciudad hace más de 200 años.
Y voy siempre a visitar la universidad de San Carlos, la tricentenaria institución educativa, cuna de grandes intelectuales y patriotas guatemaltecos.
También disfruto las comidas de un restaurante antigüeño llamado Doña Luisa Xicoténcatl, una reminiscencia de los tiempos coloniales, porque junto a los españoles conquistadores vinieron con ellos miles de indios tlaxcaltecas, y la familia Xicoténcatl es una prueba viviente de aquella gesta histórica.
Antigua vida mía, es una referencia para muchos.
Fotos: DomAlberts /SIMPLEMENTE_/

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Tecnología y diversos temas de México y el mundo. Contamos con la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del mundo y con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts