Grupo antimigrante pide a civiles apoyar a tropas de EU contra caravanas

 

Grupos de voluntarios antimigrantes armados de Estados Unidos se reactivaron y retomaron sus operativos de vigilancia en la frontera sur, luego de que caravanas centroamericanas, avanzan por México hacia territorio estadounidense.

 

Tras años de relativa falta de acción, el colectivo antimigrante Texas Minutemen, convocó esta semana a voluntarios para un operativo de vigilancia en la frontera de Texas con México, con el fin de sumarse a los esfuerzos de autoridades y fuerzas armadas para frenar a los centroamericanos.

 

 

ACUERDOS CON RANCHEROS

Shannon McGauley, un investigador privado que encabeza a los Texas Minutemen, dijo que se tiene programado concentrar en los próximos días a decenas de voluntarios para vigilar en al menos tres puntos de la frontera sur de Estados Unidos.

 

“Tenemos acuerdos con rancheros para ir y operar en su propiedad”, indicó McGauley, tras afirmar que los voluntarios, que estarán armados, no detendrán a ningún inmigrante, pero sí se asegurarán de que sean detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza.

 

Dijo que entre los miles de migrantes centroamericanos que avanzan hacia territorio estadounidense, “vienen decenas de criminales”.

 

“Queremos proteger a nuestras familias;  no deseamos que alguien pueda cruzar la frontera y pueda venir a lesionarlas”, sostuvo Shannon McGauley, Líder de Texas Minutemen. Y desechó los argumentos de quienes se oponen a su asociación y lo califican de racista.

 

 

REFORZAR SEGURIDAD

Aseguró que los voluntarios de Minutemen sólo buscan ayudar a reforzar la seguridad y colaborar con la ubicación y detención de personas, que pudieran ser un peligro en Estados Unidos.

 

Texas Minutemen, fue uno de los varios colectivos que surgieron hace poco más de una década como parte de una ola de activismo ciudadano para colaborar con los agentes de la Patrulla Fronteriza a frenar la migración indocumentada.

 

La mayoría de las asociaciones han desaparecido desde entonces, otros habían permanecido prácticamente inactivos, pero en las últimas semanas se han vuelto a reorganizar a raíz de las caravanas de inmigrantes.