agosto 02, 2021

Gatúbela y su loca #pasión felina la tienen al borde de la muerte

Gatúbela y su loca #pasión felina la tienen al borde de la muerte

 

Gatúbela (Catwoman) es un personaje de ficción asociada con el superhéroe Batman. Es una ladrona de guante blanco, moralmente reformada.

 

La Gatúbela de esta historia es una mujer real, de carne y hueso. Tiene 30 años, es muy guapa, según el criterio de los pobladores de este suburbio, ya que es rubia, alta y con un cuerpazo.

Ella es una profesional del diseño gráfico, y le va muy bien, salarialmente hablando. Posee un auto Mercedes Benz del año. Y vive aún con sus padres. No tiene pareja y no le interesa mucho hablar de ese tema.

 

Muchas vecinas conversan con ella todas las tardes, cuando Gatúbela va a alimentar a veinte gatos callejeros y otros mininos de casas aledañas. Todas las tardes, se hace un ameno corrillo de mujeres parlanchinas en torno a la chica.

 

El protocolo

Llega Gatúbela en su auto de lujo, se estaciona frente a un sitio baldío, extrae de su coche una bolsa grande de croquetas y varias latas de atún en agua.

Y lo insólito es que esos gatos ya saben la hora en que se aparece Gatúbela por ahí, y ya están ansiosos por comer.

 

Los mininos callejeros están, obviamente, obesos. Todos los gatos son adultos mayores, con enfermedades serias.

 

Esta actividad diaria de Gatubela implica un enorme gasto para ella, pero no le importa mucho gastar en su pasión felina.

Los gatos devoran sus alimentos encima del auto de lujo de Gatúbela, y a ella eso no le importa un cacahuate.

 

Llama la atención

Que Gatúbela bautizó a todos los gatos con nombres propios de mujeres y de hombres. Los llama por sus nombres y al acercarse los gatos a ella, ella los besa en la boca, en el hocico propiamente.

Dice que desde muy niña se aficionó a los gatos y toda la fauna del planeta.

 

Decidió ella proteger a varias especies en vías de extinción. Por ejemplo, le dio en una época alimentar diariamente a unos 50 mapaches silvestres que habitan en  el bosque junto a su casa.

Los mapaches se multiplicaron rápidamente y se convirtieron en una plaga que invadía constantemente el poblado en busca de alimentos.

 

Sus vecinos la demandaron ante el alcalde del pueblo y fue sancionada económicamente. Y dejó por fin en paz a los mapaches.

 

No sabe descansar o vacacionar

Ello, por su gran tarea de velar por esos 20 gatos callejeros a su cuidado.

 

Algunos chicos del pueblo pretenden a Gatúbela y desearían que ella fuera su novia. Pero el rechazo de Gatúbela es contundente y tajante. Siempre dice: ¡Nooo gracias!

Llamó la atención de los vecinos que los gatos de Gatúbela andan sueltos y muy agresivos por falta de comida.

 

¿Qué pasó con Gatúbela?

La linda y joven chica amante de los gatos esta hospitalizada ahora, sin conocerse su estado real de salud.

 

Los médicos de la clínica privada en donde la internaron sus padres, están  estudiando, analizando su sintomatología.

 

Las posibilidades de Gatúbela de haber enfermado por su estrecho contacto con los gatitos, pueden ser las siguientes:

  1. Alergia respiratoria
  2. Toxoplosmosis
  3. Hongos en la dermis
  4. Esporotricosis
  5. Síndrome de larva Migrans visceral
  6. Anquilostomiasis
  7. Rabia

 

Las gatas están en época de celo y dan unos tremendos aullidos nocturnos, que molestan a todos los vecinos y los hacen recordar a la inefable Gatúbela.

 

¿Ella volverá?, sólo Dios lo sabe…

*La Vaca Filósofa

Foto: cocoparisienne/congerdesign

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Tecnología y diversos temas de México y el mundo. Contamos con la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del mundo y con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts