Fepade dará seguimiento a más de 11 mil denuncias recibidas durante jornada electoral

 

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) recibió más de 11 mil llamadas, así como dos mil 200 denuncias vía internet por delitos electorales durante los comicios de este domingo 1 de julio.

 

En un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR), detalló que, de las denuncias recibidas, el 75 por ciento fueron de orientación; 9 por ciento de tipos penales federales y 16 por ciento, por delitos electorales locales, señaló Héctor Díaz Santana, titular de la Fepade, durante una conferencia de prensa.

 

COMPRA DEL VOTO

Se recibieron 394 denuncias por posibles delitos federales.

 

En otras denuncias del fuero común, que fueron canalizadas a las entidades federativas, 19 personas fueron detenidas por posibles delitos electorales federales, principalmente por portación de credenciales para votar y compra del voto.

 

En el estado de Tabasco, dos personas fueron judicializadas por posesión ilegal de credencial para votar.

 

Díaz Santana agregó que “estas cifras reflejan que los ciudadanos de México han contado con la Fepade para hacer valer sus derechos, por lo que, en los próximos días, nuestra labor será resolver las denuncias e incidencias reportadas para que sean debidamente resueltas”, señaló.

 

GARANTIZAR EJERCICIO DEMOCRÁTICO

El funcionario reconoció la participación ciudadana en esta jornada electoral y señaló que “la Fepade realizó dentro del marco de sus competencias todas las actividades planeadas y necesarias para garantizar este ejercicio democrático”.

 

Agradeció la confianza que demostraron los ciudadanos al hacer uso de los distintos mecanismos que se pusieron a su alcance para hacer llegar aquellas irregularidades que observaron o de las que tuvieron conocimiento y que consideraron que pudieran constituir un delito electoral.

 

Finalmente, destacó la elevada participación no sólo de la ciudadanía, sino también de servidores públicos del INE, del Tribunal Electoral, de la PGR y de la propia Fepade.