Feministas exigen mayor seguridad y protocolos en transporte de CDMX

 

Con la frase “Ni un ataque más”, mujeres que pertenecen a diversas organizaciones feministas protestaron en la sede de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) para exigir mayor seguridad para las miles de usuarias que utilizan diariamente la red de transporte de la capital.

Cubiertas del rostro y con pañoletas en color verde y negro, el colectivo llegó al búnker capitalino en la colonia Doctores para hacer entrega de un pliego petitorio a la autoridad local para poner mayor énfasis en el Metro, Metrobús y Trolebús para que se eviten agravios verbales, físicos e incluso supuestos ataques sexuales.

CASO HERMANAS PARDO

Dicha manifestación tuvo origen luego que el sábado 30 de noviembre las hermanas Pardo fueron detenidas en la estación del metro Oceanía, después de increpar a un hombre que, en compañía de su pareja, abordaron uno de los vagones destinados para uso exclusivo de las mujeres.

Las cuales fueron puestas a disposición del Ministerio Público en la agencia móvil en el metro Pino Suárez.

Luego de entregar dicho documento a la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, las mujeres dieron a conocer sus postura de los hechos en voz de una joven tapada del rostro:

“Que no se criminalice ni se revictimice a las mujeres por hacer valer los derechos primordiales de brindarles el servicio de transporte colectivo para poder viajar seguras. (Ello) “haciendo uso de protocolos y orientados a las mujeres que sufren actos de violencia sexual y acoso dentro del sistema de transporte colectivo”.