Fallece Mario Segale, empresario que sirvió de inspiración para dar nombre al personaje Mario Bros

 

Las personas que han obtenido el éxito en cualquier ámbito coinciden en señalar que el trabajo, la persistencia y disciplina son los elementos indispensables para lograr cumplir con grandes metas en su vida.

 

No hay duda que cada persona forja su propio destino, pero también hace falta una chispa de suerte, un capricho del destino para trascender en el mundo, más que otros. Es el caso de Mario Segale, un próspero empresario del sector de bienes raíces, de origen italiano afincado en los Estados Unidos.

 

Seguramente este nombre no te dice nada, pero qué tal si te decimos que Segale es conocido mundialmente como el  “verdadero Super Mario”.

 

EL ARRENDADOR

Corría el año 1991 y Mario rentaba una bodega a Nintendo of America, a cuyos creativos llamó la atención la personalidad y el nombre sencillo y muy fácil de recordar de su arrendador. Él fue la simpática inspiración para El juego de Super Mario Bros.

 

Esta es una anécdota que cobra vigencia ahora tras el deceso de Mario Segale, el 27 de octubre pasado, a los 84 años, en la ciudad de Tukwila, Washington y cuya lamentable noticia se hizo del conocimiento de la opinión pública recientemente.

 

JUMPMAN  U HOMBRE SALTO

Sin duda, Super Mario no sólo es un divertido personaje con ese gran mostacho (bigote) y curiosa nariz de bola que lo caracteriza, es una entrañable institución en el mundo de los videojuegos.

 

El fontanero (plomero) más famoso del planeta es un auténtico símbolo para Nintendo que, a la fecha, sigue sacando juegos electrónicos con él de protagonista.

 

La primera vez que este divertido personaje apareció en un videojuego fue en Donkey Kong. Shigeru Miyamoto (diseñador y productor de videojuegos nipón que labora para Nintendo desde 1977), creó a un personaje que tenía que superar los obstáculos que le lanzaba un mono gigante.

 

Realmente el juego era muy simple, los movimientos limitados y sólo podía saltar o avanzar hacia delante. De ahí que su primer nombre fuera Jumpman u hombre salto, en inglés.

 

 

NACE MARIO

A medida que el videojuego adquiría mayor notoriedad en la Unión Americana, se hizo necesario usar un apelativo más comercial. Minoru Arawaka, presidente de la firma en EU, fue quien efectuó el cambio de nombre.

 

Así, decidió bautizar al protagonista del juego electrónico como Mario, en agradecimiento a Segale por haberles ayudado a instalarse en la nación del Tío Sam. 

 

En una entrevista con The Seattle Times en 1993, justo cuando el juego acababa de vender 100 millones de copias, Segale se refirió a ello y hasta bromeó señalando que aún esperaba su comisión. 

 

Hay quien señala que en un principio a Mario Segale le preocupó que su nombre fuera utilizado en un videojuego que pudiera afectar su reputación dentro del sector inmobiliario. Empero, en los hechos, fue y es el personaje que le permitió trascender en la historia y convertirse en lo que ahora es, un ícono de los juegos electrónicos en el planeta entero.

 

FRANQUICIA DE 10 MIL MILLONES DE DÓLARES

La licencia de Mario, en 2012, fue valorada en más de 10 mil millones de dólares.  La mayoría de juegos de Mario han sido lanzados para máquinas arcade y para consolas Nintendo.

 

La franquicia ha creado más de 200 juegos de varios géneros, entre los que se encuentran: Mario Kart, Mario Party, Mario Sports y Super Mario, mismos que han vendido más de 856 millones de copias en el orbe.