ESTOS INGREDIENTES NATURALES PURIFICAN LOS PULMONES DE UN FUMADOR

FUMADOR

Los pulmones desempeñan un papel fundamental en nuestra vida ya que son los encargados de proporcionarnos el oxígeno necesario para vivir y, a su vez, expulsar el dióxido de carbono a través de la espiración.

 

También tienen una función no respiratoria cuyo fin es filtrar los agentes agresivos del ambiente para prevenir el desarrollo de enfermedades.

 

Por ser órganos tan delicados y complejos, en ocasiones su salud se deteriora y dejan de cumplir sus tareas de forma óptima.

 

Los casos más frecuentes se presentan en aquellos que son adictos al tabaco, quienes se exponen a toxinas y sustancias muy peligrosas para su salud.

 

Este hábito es una de las causas más comunes de las afecciones respiratorias y la aparición de enfermedades crónicas como el cáncer.

 

Ante ello, es esencial que el fumador busque alternativas para dejar el vicio, mejorar su estilo de vida y conseguir una purificación del sistema.

 

Aseguran médicos que existen varios ingredientes de origen natural que estimulan la depuración de los pulmones para una correcta eliminación de las toxinas. Entre ellos se encuentra:

ZANAHORIAS

 

ZANAHORIAS

Considerada como una hortaliza infaltable en la dieta, las zanahorias contienen vitaminas A, C, E y K, necesarias para la reparación del tejido y las células epiteliales.

 

Para neutralizar los efectos negativos de la nicotina y demás sustancias agresivas se recomienda su consumo crudo.

 

ORÉGANO

Tanto la planta como el aceite de orégano tienen una alta concentración de carvacrol y ácido rosmarínico, cuyos efectos tienen un impacto positivo en el tracto respiratorio.

 

La ingesta y su uso en aromaterapia son ideales para disminuir las dificultades para respirar y el exceso de toxinas acumuladas en las vías.

 

JENGIBRE

La raíz de jengibre cuenta con propiedades antibióticas, antiinflamatorias y aromáticas que actúan de forma eficaz contra los problemas bronquiales y respiratorios.

 

Esto se debe a que dilata los vasos sanguíneos y estimula la eliminación del exceso de moco para una correcta regeneración de los canales pulmonares.

 

AJO

El ajo es uno de los condimentos que no pueden faltar dentro de nuestra alimentación. Su alto contenido de sustancias sulfurosas le confiere una acción antiinflamatoria y antioxidante que protege la salud de los pulmones.

 

Su consumo crudo disminuye el riesgo de patologías crónicas, tanto en los fumadores activos como en los pasivos.

MENTA

 

MENTA

Es una planta aromática que se ha utilizado con varios fines culinarios y medicinales. Contiene sustancias activas que disminuyen la inflamación y otros síntomas derivados de las dificultades respiratorias.

 

Los caramelos de menta, las vaporizaciones y los baños son algunas de las formas de aprovecharla como desintoxicante pulmonar.

 

TOMILLO

Esta maravillosa planta cuenta con sustancias activas que son muy buenas para cuidar la salud de las vías respiratorias.

 

Sus aceites esenciales y la infusión de sus hojas se utilizan como remedio natural para aliviar la congestión del pecho.

 

También tiene propiedades antibióticas que disminuye la presencia de los virus y bacterias que provocan dificultades pulmonares.

EUCALIPTO

 

EUCALIPTO

El eucalipto es una de las plantas más populares en lo que tiene que ver con la salud pulmonar y respiratoria.

 

Originaria de Australia, esta planta es uno de los remedios más antiguos paracalmar la irritación y la inflamación causada por las afecciones pulmonares.

 

Se recomienda para eliminar el exceso de moco de las fosas nasales y controlar otros síntomas comunes de la gripe y el resfriado.

 

JUGO DE ALOE VERA

El jugo natural que se obtiene de los cristales de aloe vera tiene poderosos agentes activos y sustancias depurativas que purifican los pulmones.

 

Este resulta mucho más beneficioso cuando se combina con un par de cucharadas de miel de abejas y unas gotas de jugo de limón.

 

Destacan los expertos que lo idóneo es que acompañes cada uno de estos remedios con la voluntad necesaria para dejar de fumar, un hábito que en México deja un saldo diario de 130 personas muertas y al año se reportan 46 mil 400 decesos.

 

Además, las patologías ocasionadas por este producto le cuestan al gobierno unos 50 mil millones de pesos anuales.