Estas son las costumbres de Meghan Markle que ocasionaron problemas al príncipe Harry

Mostrar su cariño en público ha provocado que Meghan Markle y el príncipe Harry ya no sean invitados a las fiestas de sus amigos dentro de las altas esferas de la sociedad en el Reino Unido.

De acuerdo con un nuevo informe de la prensa británica, las costumbres “estadounidenses” de Meghan Markle han causado molestia, por romper con la tradición y la etiqueta.

Al parecer, la duquesa de Sussex se ha olvidado de las costumbres establecidas y ha insistido en sentarse junto al príncipe Harry en las cenas, en las que tampoco ha sido discreta al momento de mostrarle su afecto.

De acuerdo con Daily Mail, hay tres reglas básicas que se deben seguir acerca de la ubicación en las cenas de sociedad.

“La primera es que siempre debe pronunciarse a la manera francesa, haciendo hincapié en las tres sílabas para evitar sonar ‘común’ o estadounidense”.

Según el sitio, otra de las reglas es que las parejas nunca deben sentarse juntas, para evitar una muestra pública de afecto que distraiga a los invitados de la comida. Y la tercera es que se debe permanecer en el asiento que se le indicó.

Pero, al parecer, a Meghan Markle no le han importado esas reglas y prefiere sentarse junto a su esposo además de mostrarle su cariño, lo que ha causado la desaprobación del círculo cercano a Harry y ha provocado que “dejen de invitarla a las cenas”.

¿Qué opinas?