En pandemia paz… ¡pas, pas!