Empate técnico en cardiaca segunda vuelta en Uruguay

Menos de dos puntos deciden el destino de Uruguay para los próximos cuatro años, por eso, la Corte Electoral optó por no declarar a un ganador, en la elección más reñida de la historia. Ayer, cuando 2.7 millones de votantes habilitados salieron a elegir a su próximo presidente, el país se partió en dos: los que sufragaron por la continuidad del progresista Frente Amplio, el partido del famoso expresidente José Mujica, y los que optaron por dar a la derecha la oportunidad de retomar el poder, después de 15 años.

Los resultados oficiales de la Corte Electoral de Uruguay (con 100 por ciento de votos escrutados) dieron ligera ventaja al candidato opositor, Luis Lacalle Pou: 48.71 por ciento de los votos frente a 47.51 del izquierdista Daniel Martínez, en una final de empate técnico.

Dijo el presidente de la Corte Electoral, José Arocena: “La diferencia entre los candidatos Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez al cierre del escrutinio de la Corte Electoral es tan ajustada que la definición dependerá de los votos observados (de las personas que sufragaron fuera de su mesa asignada; llegan más tarde a los circuitos electorales). Esto se conocerá entre el jueves o viernes”.

En contraste con otras situaciones de tensión y violencia en el continente, los uruguayos votaron con calma, sin señales de inconformidad por el veredicto ciudadano.

“Esto fue una fiesta democrática, de respeto, de tolerancia, donde nos pudimos saludar en la calle con gente que apoyaba la otra candidatura”, dijo Martínez en un mensaje de agradecimiento a su militancia, apenas terminó la votación.

Tabaré Vázquez, presidente saliente,  resaltó la paz y garantías de la democracia en su país: “Todos los uruguayos tenemos que sentirnos orgullosos de ser el pueblo que somos, respetuosos del derecho, de la Constitución y del opositor”.

¿Qué opinas?