El País se despide de sus rotativas

 

¡Que paren las máquinas! La frase es una de las más legendarias del periodismo. Solo una noticia de última hora y de especial relevancia puede motivar que se pronuncie. Esta expresión confiere una idea de la importancia de este eslabón en la confección de un periódico. Un diario es mucho más que sus periodistas, es un compendio de departamentos, y las rotativas y todos los que trabajan en ellas hacen posible que las noticias lleguen en papel a las manos de los lectores.

Por eso, la edición de este domingo 17 de diciembre es histórica: se trata de la última que se ha impreso en las rotativas del diario. A partir de la edición del lunes, el diario se imprimirá en unos talleres externos conjuntamente con otros medios.

El director de El PAÍS, Antonio Caño, explica así esta decisión: “Era evidente desde hace tiempo que la transformación digital iba a exigir un cambio del modelo industrial de producción de los periódicos. Hoy, cuando el mayor volumen de lectores de los periódicos proceden del ámbito digital y la caída de difusión de las ediciones de papel es constante en todas las cabeceras y en todos los países, ha dejado de tener sentido la existencia de una rotativa exclusiva para cada periódico. Es preciso buscar otras fórmulas que se ajusten mejor a la dimensión que hoy tienen las ediciones de papel, incluso para intentar prolongar la vida del papel. Y es preciso destinar esfuerzos y recursos a donde realmente están los lectores y el futuro, en las nuevas plataformas tecnológicas”.

Artículo completo en : https://politica.elpais.com/politica/2017/12/16/actualidad/1513457282_998706.html

Notas relacionadas