octubre 25, 2021

El modelo de comunicación SARS-COV2: Salvar la imagen gubernamental y sacrificar la vida de los ciudadanos

El modelo de comunicación SARS-COV2: Salvar la imagen gubernamental y sacrificar la vida de los ciudadanos

 

Javier Esteinou Madrid*

Además de la aplicación de diversas medidas materiales, organizativas y financieras realizadas por el gobierno mexicano para atender la pandemia del Coronavirus en 2020, también fue indispensable la ejecución de una estrategia de comunicación eficaz que respaldara tales acciones.

Sin embargo, dicho proyecto de información colectiva produjo muchas contradicciones y errores graves que en lugar de fortalecer los programas estatales en el ámbito epidemiológico las debilitaron en grado significativo, ocasionado gran confusión, desgaste psico-emocional y pérdida de muchas vidas humanas.

De esta forma, la estrategia de comunicación gubernamental se convirtió en un proceso confuso, incoherente, poco claro sobre la gravedad de la amenaza epidémica, abusando de explicaciones técnicas o políticas, manejo discrecional de datos, discordancias graves entre las mismas autoridades y los expertos técnicos, entre otras.

En lugar de aceptar la equivocada implementación de la política de comunicación que aplicó el gobierno de “La Esperanza del Cambio” durante este período y corregir las desviaciones, la Subsecretaría de Salud justificó que esta fatalidad se debió a que se heredó un sistema médico deteriorado de los gobiernos anteriores; a la presencia de enfermedades crónicas preexistentes; a la capacidad limitada del sector salud para atender a los afectados; al alto nivel de morbilidad generado por la obesidad, el sobrepeso, la hipertensión, males cardiacos y diabetes; a la mala nutrición de los habitantes; al predominio de productos industrializados de bajo o nulo valor nutricional con altísimo valor calórico; a la desigualdad social; y a la fuerte corrupción arraigada.

mascarillasDe esta forma, en ningún momento la administración morenista de la Cuarta Transformación aceptó la unilateralidad, la soberbia y el oficialismo con el que se manejó tal directriz informativo-cultural hacia la sociedad y las severas consecuencias que se derivaron de ello.

Mas bien la respuesta del gobierno ante los sectores críticos o analíticos que demandaron la corrección de los errores cometidos y la rectificación del rumbo gubernamental en esta materia, fueron, una vez más, descalificados totalmente por considerar que se trataba de “una élite conservadora” que lo único que buscaba era hacer daño, cerrando así la apertura al diálogo. Lo mismo ocurrió con una serie de reportajes de medios nacionales y extranjeros que afirmaron que el número de fallecimientos estaba sub registrado entre tres y cinco veces.

En síntesis, la instrumentación de dicho modelo de comunicación oficial de la izquierda de la Cuarta Transformación sobre la atención de la epidemia del Covid-19 en México antepuso los intereses políticos de defensa de la imagen y la legitimación gubernamental, sobre la prioridad de conservar la vida de los ciudadanos, conduciendo al país a un escenario catastrófico de salud colectiva.

Fuente: Esteinou Madrid, Javier, “El modelo de comunicación SARS-CoV-2: salvar la imagen gubernamental y sacrificar la vida de los ciudadanos”, revista Argumentos, No. 96, Estudios Críticos de la Sociedad, Tomo I, Año XXXIII, “Hacia una nueva normalidad: El impacto del Covid-19 en la sociedad mexicana”, Sección Ensayos, División de Ciencias Sociales y Humanidades (DCSH), Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (UAM-X) , Ciudad de México, México, mayo -agosto, 2021, páginas 135 a 160,  https://argumentos.xoc.uam.mx/index.php/argumentos/article/view/1255/1207

Fotos: pattyjansen/Pixabay

About The Author

Profesor Distinguido en la UAM; Miembro del Sistema Nacional de Investigadores; Ex-vicepresidente (Fundador), Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC). Consejero Ciudadano del Canal de Televisión del Congreso de la Unión. Miembro Honorario del Consejo Nacional Para la Enseñanza e Investigación de las Ciencias de la Comunicación (CONEICC). Premio Nacional de Periodismo en 2004, en 2010 y en 2014. Miembro de la Academia Mexicana de las Ciencias (AMC). Autor de múltiples libros, ensayos especializados y artículos periodísticos sobre comunicación, cultura, información y política en México, América Latina y otros países.

Related posts