El Hijo del `Mayo´ Zambada estuvo a punto de morir a manos de sus padrinos, los Arellano Félix

Serafín Zambada Ortíz, el hijo menor de Ismael ‘El Mayo’ Zambada, estuvo a punto de morir en dos ocasiones a manos de sus padrinos, los hermanos Arellano Félix.

 

Desde muy joven se incorporó al negocio del tráfico de drogas, al igual que su padre. Sin embargo, él si fue detenido y procesado. El 6 de septiembre de 2018 obtuvo su libertad tras pasar 5 años en prisión.

 

Zambada Ortiz fue sorprendido en Estados Unidos cuando traficaba 100 kilogramos de cocaína y mil kilogramos de mariguana, en 2013.

 

ESTALLA COCHE BOMBA

Serafín se declaró culpable de los crímenes y aseguró estar arrepentido de lo que cometió. El hijo de ‘El Mayo’ pudo ser acreedor desde 10 años de prisión hasta cadena perpetua, pero su declaración de culpabilidad y la muestra de arrepentimiento redujeron su sentencia.

 

Durante la fiesta de su segundo cumpleaños, sus padrinos detonaron un carro bomba, en la época que inició la guerra entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Tijuana de los Arellano Félix.

 

MATAN A TODA LA FAMILIA DE SU MADRE

El segundo incidente ocurrió cuando Zambada Ortíz tenía 9 años, en el cual los capos de Tijuana mataron a toda la familia de su madre.

 

Tras esos eventos, ‘El Mayo‘ mandó a hombres armados para que custodiaran a su hijo hasta su paso por la universidad.

 

Leticia Ortiz Hernández, madre de Serafín, envió una carta al tribunal federal de San Diego, donde su hijo fue procesado. “Los mismos hombres que no hacía mucho apadrinaron a nuestros hijos en la iglesia y prometieron criarlos para ser buenos católicos (los Arellano Félix, en 1990), ahora intentaban matarlos” escribió.

 

SENTENCIA MÁS BAJA

Con 28 años, Serafín Zambada recuperó su libertad después de que la Corte Federal de San Diego, California, le dictó una condena de 66 meses de prisión y se anunciara en marzo pasado que saldría de la cárcel en septiembre de 2018.

 

La batalla legal de ‘El Sera’ duró cuatro años y fue la juez Dana Sabraw quien consideró que, a sus 27 años y con factores como su poca experiencia en el tráfico de drogas, se dictaría una sentencia más baja.

Con información de La Silla Rota