septiembre 21, 2021

El diseño, ¿plagio u originalidad?

El diseño, ¿plagio u originalidad?

 

Bolivar Hernandez*

Durante dos décadas enseñé Diseño en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México. Esa carrera en la Ibero reunía tres diseños: gráfico, industrial y textil. Y la carrera poseía un tronco común, así que formé diseñadores en los tres campos.

 

Como Antropólogo tuve una preparación amplia sobre los quehaceres humanos. Ello me permitió enseñar en dicha universidad en carreras tan disímbolas como arquitectura, diseño, comunicación, nutrición, psicología, filosofía, historia del arte y antropología. No era ningún especialista sino un generalista.

 

Junto a varios diseñadores de esta institución educativa, logramos modificar el plan de estudios e introdujimos una materia revolucionaria entonces: se llamó Genealogía del objeto mexicano.

El diseñador industrial Raül Torres Maya, profesor e investigador, con inclinaciones fuertes hacia la antropología, impulsó la visión antropológica dentro del diseño.

 

El diseño: ¿plagio u originalidad?

Existen varios países líderes en el campo del diseño industrial sobre todo, que han invadido el mercado mundial con sus productos de alta calidad y funcionalidad. Esas naciones son los países nórdicos, escandinavos, Japón, Alemania, Italia, Francia y EU.

Los diseñadores de casi todo el mundo imitan los artefactos diseñados por aquellas naciones y, en algunos casos, los mejoran.

La originalidad es una asignatura pendiente en el campo del diseño, particularmente el industrial.

 

Empujé con energía y entusiasmo el proyecto de crear un diseño mexicano original, basado en las culturas regionales de México. Hay una infinidad de objetos mexicanos que persisten aún en la cultura moderna de este país, como el molcajete, el metate, el molinillo, etcétera.

 

Los alumnos de la carrera de diseño a lo largo de veinte años, se inclinaban más por imitar o de plano plagiar los artefactos producidos en el extranjero. Pocos estudiantes quisieron explorar la cultura mexicana prehispánica y observar los objetos producidos por nuestros ancestros.

Estoy contento porque logré mover el piso de los profesores de diseños, que viven muy cómodos en sus zonas de confort. Al menos provoqué intensos debates académicos.

 

La antropología me mostró que el ser humano, desde los albores de la civilización, tuvo que crear cientos de objetos para poder sobrevivir. Armas, lanzas, cuchillos, arpones, puntas de flecha, arcos, anzuelos , cestas para la recolección, agujas para coser ropa y calzado, ollas, cazuelas, viviendas, y un largo etcétera.

El invento del fuego es lo fundamental en la evolución del hombre.

 

El diseño versus la mujer

El ser humano es un inventor nato. La necesidad es la madre de todos los inventos, no el ocio.

 

La arquitectura

La arquitectura es una profesión predominantemente masculina y por lo tanto el diseño de las viviendas de todo tipo tiene el sello de género. Los planos de una nueva vivienda, única o de interés social, no consideran las necesidades de la mujer que habrá de habitarla.

Los espacios son reducidos en extremo, por ejemplo una casa de interés social va de los 40 a los 60 metros cuadrados; y en esa superficie no caben los intereses femeninos: cocina, área de lavandería y secado de las prendas, por ejemplo. Y tampoco se considera necesario ese espacio para construir un jardín o un pequeño huerto.

Las arquitectas tienen la responsabilidad de incorporar en sus planos de vivienda los intereses y necesidades de las mujeres.

 

Los electrodomésticos

Los electrodomésticos y enseres del hogar, han sido diseñados por hombres sin interrogar a las mujeres usuarias de esos artefactos.

 

Observen las dimensiones actuales de las cocinas, cuartos de planchado, o de lavandería, son minúsculos cuando los hay. No se digan los espacios llamados cuartos de servicio, para alojar a las empleadas domésticas, que son verdaderos calabozos oscuros y poco ventilados.

El mundo es el producto o el resultado del diseño masculino

 

Artefactos masculinos para mujeres

  • Lavadora, secadora y plancha. Y el burro para planchar
  • La estufa, la licuadora, procesadora de alimentos, la picalica, cuchillos de cocina, peladores de frutas y verduras
  • Secadoras de pelo, tenazas eléctricas, aparatos para planchar el cabello, etcétera
  • Armarios, closets, roperos, cajoneras, tendederos, internos y externos
  • Los automóviles, las bicicletas, las motos
  • La ropa y el calzado
  • Los cosméticos
  • Y en extenso repertorio de objetos para mujeres de las que ellas jamás fueron consultadas al respecto

 

El gran proyecto de diseño

Para titularse como diseñadores gráficos, industriales y textiles, les propuse a un nutrido grupo de estudiantes ejecutar un proyecto real, que era diseñar un restaurante mexicano.

  • Arquitectura, junto a mis alumnos de arquitectura.
  • Las vajillas, platos diversos, vasos, copas, cucharas, tenedores y cuchillos.
  • Mobiliario , mesas, sillas, carritos para transportar alimentos y bebidas.
  • Servicios sanitarios para hombres y para mujeres. Con diferentes aplicaciones interiores.
  • Mantelería y servilletas en tela y diseños originales, y vestuario de los meseros, y cocineros. Y personal administrativo.
  • Elaborar los menús en colaboración con mis estudiantes de nutrición. Y además una propuesta gráfica de los menús.
  • Propuesta de una imagen e identidad de ese restaurante, y que denotara que era mexicano en su concepto.
  • Propuesta de manejo del color que fuera la identidad de lo mexicano, esto en forma sutil y delicada.

Todos los alumnos se  integraron en los 25 grupos de trabajo de acuerdo a su especialidad: gráfico, industrial y textil.

 

El proyecto fue exitoso

Obtuve una buena cantidad de propuestas innovadoras y originales con profundas raíces mexicanas. Y además, les pedí a los estudiantes prototipos reales de los objetos diseñados por ellos. Había mucho  talento acumulado en esos chicos y chicas, futuros diseñadores mexicanos.

Muchos años después de aquella experiencia vivida en los años 90,  los estudiantes de diseño más jóvenes siguen discutiendo los contenidos de la materia que causó la revolución en la universidad iberoamericana: Genealogía del objeto mexicano.

Posdata
Mi hija Valeria, que vive en Barcelona, se convirtió en una diseñadora de moda muy exitosa. Observo sus propuestas en la moda y me agradan mucho sus diseños, que poseen gracia, talento e ingenio a manos llenas.
Fotos: Ronald Carreño/user32212 

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Tecnología y diversos temas de México y el mundo. Contamos con la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del mundo y con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts