septiembre 21, 2021

El canon de belleza femenina occidental actual se ha estandarizado, debido a la cirugía estética

El canon de belleza femenina occidental actual se ha estandarizado, debido a la cirugía estética

Desde la más remota historia de la humanidad, existe un canon de belleza mutable a lo largo del tiempo.
En el antiguo Egipto la belleza era un valor extremadamente importante, basta observar la belleza de dos mujeres históricas: Neferti y Cleopatra.
Para Platón, filósofo griego, la belleza ideal estaba asociada a la verdad y a la bondad. Él propuso cinco elementos acerca de la belleza.
  1. Lo conveniente
  2. Lo útil
  3. Lo que sirve para lo bueno
  4. Lo que da placer a la vista y al oído
  5. Lo que da grata utilidad
Los filósofos han convenido que la belleza debe conmover el espíritu y provocar una catarsis en el individuo.
Para Aristóteles, la belleza y lo bello es válido por si mismo, y a la vez nos agrada y es apreciado por si mismo (y no por utilidad). Nos proporciona placer y admiración.
La esencia de lo bello y de la percepción de la belleza del arte, es el gusto por la creación de los artistas .
Cada quien tiene su propia idea y sus patrones de belleza; sin embargo no toda la belleza parte de una valoración subjetiva.
La subjetividad de la belleza
La belleza de un objeto, de la apreciación que de ese objeto haga el sujeto, aquí la belleza no es cualidad del objeto, sino que depende de la mirada del sujeto.
Lo que subjetivamente valoramos como algo bello, es todo aquello que es intrínsecamente armónico, que tiene cierta proporción, luminosidad y ritmo.
Leonardo da Vinci
El ideal del hombre bello es aquel sujeto bien proporcionado, que Leonardo propuso en su Hombre de Vitruvio. Hombre perfecto de acuerdo a sus proporciones , ese cuadro es famoso por el dibujo de un hombre con cuatro brazos dentro de un círculo perfecto.
La belleza se mide por el tamaño de la cabeza humana, en el cuerpo perfecto caben 6, 7 u 8 cabezas. Es un cálculo matemático. La estatura ideal son 7 1/2 cabezas de altura y dos cabezas de ancho de hombros. La longitud de piernas es de 4 cabezas.
Policleto, filósofo griego, enfatizó que la belleza es la simetría de sus rasgos y miembros.
En investigaciones recientes
Se pudo determinar que la belleza perfecta no existe, en cuanto a simetría. Los cuerpos y rostros humanos, ostentan una mínima asimetría, se comprobó después de analizar miles de cuerpos y rostros considerados como bellos.
Para Kant, la belleza debe provocar un placer inmediato. Debe ser sobrecogedora. Ser sublime que es la expresión máxima de la belleza.
El canon de belleza 
El canon de belleza es un conjunto de características una sociedad como algo hermoso o atractivo. Varía de una cultura a otra, y cambia con el transcurso del tiempo también.
Hubo una etapa histórica en la que la belleza femenina ideal, eran mujeres regordetas. Y muy recientemente, la figura femenina ideal eran constituidas por mujeres súper delgadas.
En algunas culturas africanas
Se valoran como mujeres bellas a aquellas con caderas anchas, por representar la fertilidad segura. Esas mujeres exageran sus caderas anchas envolviéndose con largas tiras de telas coloridas y dar la impresión de que son muy fértiles.
El canon de belleza occidental actual
La belleza femenina se ha estandarizado debido a la intervención de la cirugía estética, o plástica, lo que provoca que miles de mujeres bellas son iguales o idénticas; las narices respingadas es su característica principal.
Aparte las intervenciones quirúrgicas para quitar o poner senos, nalgas, de acuerdo a un esquema estándar. Basta observar a muchas mujeres dedicadas a la farándula, el canto, la actuación o las pasarelas.
Los griegos y nuestro ideal de belleza
En nuestras culturas occidentales los cánones de belleza provienen de los griegos clásicos y sus ideales.
Juzgamos lo bello de un modo intuitivo, sin saber que el resorte del juicio es un estándar de belleza muy antiguo, introyectado profundamente en nosotros.
Existen objetos, personas y paisajes bellos, y los podemos apreciar con nuestro subjetivo enfoque. Aunque se puede coincidir con otras opiniones, hay ahí unanimidad en el juicio.
Y ese objeto o persona se convierte en una belleza clásica que supera el paso del tiempo. Basta observar el busto de Nefertiti, de la cultura egipcia.
El arte conmueve y sobrecoge
Un solo ejemplo personal de esto lo constituye una estancia larga en Italia, donde pude observar el esplendor del Imperio Romano, en su arquitectura y arte monumental.
Visita obligada era el Museo Vaticano, no solo por sus tesoros artísticos e inmensas fortunas en joyas acumuladas ahí desde hace siglos. Lo principal para mi, era estar en la Capilla Sixtina.
Después de hacer largas filas para ingresar con miles de turistas de todo el mundo al Museo Vaticano, logramos recorrer aprisa varias salas de arte, hasta llegar a la Capilla Sixtina.
Apretado en una larga fila de turistas internacionales, por fin ingresamos al lugar, moviéndonos sin pausa alguna, en silencio y con la mirada puesta fijamente en la bóveda pintada por Miguel Ángel en el siglo XVI, escenas de la creación de Adán y el juicio final.
Pinturas al fresco que en aquella época no se habían restaurado aún, pero que producían un efecto conmovedor entre todos los asistentes en ese día.
Los tres minutos que dura el recorrido dentro de la Capilla Sixtina, caminé con la mirada fija en la bóveda, y desde el inicio de ese trayecto no dejé de llorar sin parar de tanta emoción. ¡Estaba conmovido por esa obra fantástica del arte universal!
Pese a que el Museo Vaticano alberga grandes obras clásicas de magníficos pintores y escultores, no me sacudieron como sí lo hizo la obra de Miguel Ángel.
La belleza femenina
Desde muy niño aprendí a apreciar la belleza femenina, revisando y leyendo las enciclopedias que había en casa en la enorme biblioteca de mi padre. Tengo un ojo y un gusto educado en el arte universal. Hay belleza en todas las culturas del mundo.
Cuando me inicié muy joven en la pintura y en el retrato, elegí como motivo el rostro femenino. He llegado a pintar alrededor de 2 mil retratos femeninos, a lo largo de mi existencia.
Colofón
Siendo un joven desgarbado, enclenque, poco agraciado físicamente, no tuve más remedio que desarrollar otros encantos personales con cierto éxito. La conquista romántica de las mujeres era un reto para mi. Además, me propuse ligar mujeres guapas y hermosas.
Hice a un lado la timidez juvenil y me lancé al ruedo de la seducción, con buenos logros. A mi me encantan las mujeres bellas e inteligentes hasta la fecha.
*La Vaca Filósofa
Fotos: ivanovgood /wjgomes/ArtTowe

About The Author

Un joven y dinámico diario web, con información actual, de ágil lectura, enfocado en Política, Negocios, Tecnología y diversos temas de México y el mundo. Contamos con la colaboración de importantes plumas que escriben desde diversas partes del mundo y con la fina ironía de caricaturistas reconocidos internacionalmente.

Related posts