Doctora desprende la cabeza de un bebé durante un parto natural

Un lamentable y triste hecho ocurrió en Dundee (Escocia), luego de que una doctora decidió no realizar a la madre una cesárea, y optó por efectuar un parto vaginal con tan solo tres centímetros de dilatación.

 

Le pidió a la paciente que la ayudara a empujar al bebé ,mientras ella practicaba una técnica en que se aplicaba la tracción en las piernas, indicó el diario The Independent.

 

Tras la mala práctica, la cabecita del bebé se desprendió de la otra parte del cuerpo. La cabeza quedó inmóvil dentro del útero de su madre.

 

CESÁREA DE EMERGENCIA

Al observar lo que había ocurrido, los galenos le realizaron de emergencia una cesárea para retirar la cabeza del interior de la mujer.

 

Luego de la cesárea los doctores unieron el cuerpo del bebé para que la madre lo pudiera observar.

“Nadie me explicó qué pasaba. Había mucha gente hablando, pero nadie me miró a los ojos y me dijo qué pasaba”, señaló la madre.

 

Durante una entrevista, la mujer indicó que nunca perdonara a la ginecóloga por terminar con la vida de su hijo.

 

El caso se encuentra en manos del tribunal de médicos de Manchester.