Dinamarca vs México, última prueba para el TRI a unas horas de Rusia 2018

 

Dinamarca y México tendrán este sábado (13.00 horas en Ciudad de México), su último test antes de poner rumbo a Rusia 2018. 

 

El Estadio Brondby será el escenario de un duelo a priori igualado y que ambas selecciones se tomarán muy en serio. Para los daneses es una oportunidad para despedirse con buen sabor de su afición, además consideran al Tri un rival parecido a Perú, con quien se estrenarán dentro de una semana en Rusia.

MEDIRSE CON EUROPEOS

Por su parte, México afronta el choque también como un examen válido pensando en sus duelos europeos de la primera fase mundialista ante Alemania y Suecia. Juan Carlos Osorio confiará en un once parecido al que se enfrentó hace unos días a Escocia, tras lo visto en el último entrenamiento de este viernes en Copenhague.

 

Memo Ochoa parece ser el dueño incuestionable de la portería. En la defensa ya empieza a haber algunas piezas fijas como Salcedo o Gallardo, a la que se unirá un restablecido Héctor Moreno. Edson Álvarez y Hugo Ayala se juegan el otro puesto. El que tendrá complicado contar con minutos es Diego Reyes, que sigue apurando su recuperación pero que aún no le da para tener el alta competitiva.

 

EN EL CENTRO DEL CAMPO

El colombiano está convencido de que Héctor Herrera es su hombre de contención. Guardado parece otro fijo una vez que también está apto tras su lesión.

 

Para la otra vacante se abren varias posibilidades, dependiendo del rival enfrente. Layún está adelantando su posición para actuar como interior. Tampoco se descarta la participación de un Marco Fabián que viene de menos a más.

 

En cuanto a la delantera, Carlos Vela se ha ganado un lugar con su buen momento. Chicharito tratará de aprovechar su oportunidad. Mientras que ‘Tecatito’ Corona e Hirving Lozano pelean por una plaza como los encargados de desequilibrar e intentar penetrar en la compacta y férrea defensa danesa.

 

¿UNA ILUSIÓN MÁS?

La Dinamarca de Eriksen, la figura que amenaza al Tri, será un buen oponente para comprobar en que nivel de confianza se encuentra México antes de otro ilusionante Mundial en el que soñará con hacer historia.