Desea Elon Musk que el motor de sus Tesla haga ruidos de flatulencia

Una de las grandes ventajas de los vehículos híbridos y eléctricos es su silencio, pero en Estados Unidos y la Unión Europea eso representa un conflicto vial cuando ambas naciones han comenzado a exigir a fabricantes como Tesla que agreguen un poco de ruido a sus automóviles; y eso, a menos que seas una fanático de Monty Python and the Holy Grail (1975), podría hacer que en un futuro odies el sonido de las calles y las carreteras.

En Twitter, el CEO de Tesla, Elon Musk, dijo que quiere que su compañía comience a brindar sonidos personalizados para las bocinas y motor de sus vehículos, sugiriendo que podrían tratarse del balido de una cabra, el soplido de una flatulencia (o un pedo) o incluso, en una clara referencia a Monty Python, que pueda imitar el sonido que el Rey Arturo hace que su asistente Patsy provoque al chocar las mitades de un coco. O sea, el sonido de un corcel imaginario.

Según The Verge, a partir de septiembre del próximo año en Estados Unidos, los autos eléctricos deberán emitir un ruido artificial, o mejor dicho, incluir un sistema de aviso acústico (SAAV, por sus siglas en inglés), cuando viajen a menos de 20 km/h, mientras que en la Unión Europea se espera que la regla entre en vigor en 2021. Sin embargo, la UE especifica que el sonido falso “debe sonar similar  al sonido de un vehículo de la misma categoría equipado con un motor de combustión interna”.

En Estados Unidos, la regularización de los ruidos de los automóviles eléctricos datan de 2010, cuando la Ley de Seguridad para el Mejoramiento de Peatones de la Administración Nacional de Seguridad del Transporte en Carreteras (NHTSA), concluyó que los peatones ciegos se encontraban más expuestos a posibles accidentes al no escuchar el acercamiento de un vehículo de este tipo.

Fuente: Código Espagueti