Desde este martes, Echeverría, Fox y Calderón ya no tienen pensión vitalicia

 

Este martes 13 de noviembre entró en vigor el decreto para que los expresidentes de México dejen de recibir pensión.

 

Estos exmandatarios son Luis Echeverría Álvarez, Felipe Calderón y Vicente Fox Quesada; entre los tres suman un monto de 7.3 millones de pesos al año. Anteriormente Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo ya habían renunciado al cobro de la pensión.

 

Ayer, en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se publicó el decreto donde se expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, además de adicionarse al Código Penal Federal.

 

40 MDP AL AÑO POR PAGO DE PENSIONES VITALICIAS

Con la entrada en vigor de esta ley los expresidentes de México dejarán de recibir sus pensiones y se impide que ningún servidor público perciba un sueldo mayor al del Presidente de la República.

 

Con esta modificación, Enrique Peña Nieto (actual presidente de México) no recibirá esa pensión al terminar su mandato.

 

Hasta este año, el gobierno mexicano gastaba más de 40 millones de pesos al año por el pago de pensiones vitalicias de los expresidentes, de su personal de seguridad y de su equipo de colaboradores.

 

Entre los beneficios que los expresidentes perderán, se encuentran:

  • Pensión vitalicia de 205 mil 122 pesos mensuales.
  • Seguro de vida y de gastos médicos mayores.
  • Equipo de seguridad adscrito al Ejército a su disposición.
  • Derecho a pensión de las viudas equivalente a 80% del sueldo presidencial el 1er año.
  • Seguro de gastos médicos mayores para los hijos de expresidentes hasta que cumplan la mayoría de edad.

 

FELIPE CALDERÓN

Quien donaba su pensión a la organización “Aquí nadie se rinde” que ayuda a niños con cáncer, aseguró que retirarle la protección es un acto irresponsable, ya que pone en peligro la seguridad de su familia.

 

LAS VIUDAS

En tanto, la pensión que reciben las viudas de los expresidentes se reducirá 10% cada año hasta llegar al 50%. Sus actuales beneficiarías son Sasha Montenegro, quien fue esposa de José López Portillo; y Paloma Cordero, que lo fue de Miguel de la Madrid.