Declaran emergencia ambiental en Tula, Hidalgo por presa Endhó con altos niveles de Mercurio

 

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) declaró emergencia ambiental en Tula, Hidalgo, debido a que la contaminación del aire y el agua ha convertido a ese lugar en una zona prácticamente inhabitable.

 

El titular de la Semarnat, Víctor Toledo, dio a conocer una Declaratoria para la Restauración Ecológica que atenderá principalmente a 135 poblados con unos cinco mil habitantes indígenas.                      

Refirió que la determinación se tomó, luego de que, al principio de la administración, la Semarnat fue tomada por integrantes del Movimiento Social por la Tierra quienes denuncian “la grave situación que prevalece en la región de Tula y municipios aledaños.                                                           

Las autoridades recibieron el reclamo de los habitantes de la región, quienes padecen las consecuencias de la existencia de varias industrias.

 

FOCOS PELIGROSOS DE CONTAMINACIÓN

Se refieren a la refinería de Petróleos Mexicanos (Pemex), cuatro cementeras, tres caleras y la presa Endhó, que recibe las aguas residuales de la Ciudad de México y se encuentra en situación deplorable con altos niveles de Mercurio, Arsénico, Plomo, Bario y otros que generan enfermedades en los pobladores.

 

Pero no solamente es la contaminación del agua, sino también del aire en donde los registros muestran partículas de Ozono y Dióxido de Azufre, cuyo 98 por ciento de producción en Hidalgo se encuentra en Tula. Además, el suelo para la producción agrícola registra también altos niveles contaminantes.

 

El resultado de ello, dijo Toledo, son innumerables enfermedades y problemas de salud que hacen de ésta “una región prácticamente inhabitable en el sentido de una vida digna”, y agregó que desde el año 2018 la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) declaró la región en emergencia sanitaria.                                                                                                                                                  

“Por lo tanto nuestra declaración de emergencia ambiental se va a empatar con la de emergencia sanitaria”, enfatizó.

 

ZONA DE RESTAURACIÓN ECOLÓGICA

La Semarnat “tiene que tomar cartas en el asunto y para ello se coordinará con el gobierno del estado de Hidalgo, la Secretaría de Salud y entidades correspondientes”.

 

La dependencia propuso promover ante el Ejecutivo Federal la expedición de una declaratoria para el establecimiento de la región indicada como zona de restauración ecológica.

 

Además, elaborar, con la participación de las comunidades, un programa estratégico de recuperación y saneamiento de la presa Endhó y su zona de influencia para atender el “grave desequilibrio ecológico”.  

 

Como tercera acción propuso promover de manera inmediata una mesa técnica, con la representación de las comunidades y la participación del gobierno del Estado, a fin de atender las demandas presentadas, para las cuales el legislativo estatal y otras instancias han comprometido recursos en el presupuesto vigente, reporta Noticieros Televisa.