Crean estudiantes de la UAM señalización para agilizar movilidad en el Metro

Estudiantes de Psicología Social de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Iztapalapa, están proponiendo colocar indicaciones adecuadas en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México, para facilitar el tránsito peatonal y agilizar la movilidad.

 

Elizabeth Iturbide Zacarías, Zeltzin de la Paz Morgado y Yoceline Medrano Acevedo, realizaron el estudio “Actitud de ceder paso a los usuarios que llevan prisa en las escaleras eléctricas del Metro Ermita” para encontrar mecanismos que cambien el comportamiento de las personas.

 

En el trabajo hecho en 2016 en dicha estación con correspondencia con la Línea 12 registraron una afluencia de 792 mil 789 pasajeros, quienes hacen frente a problemas de desorganización y caos, al no conocer información relevante, como que el paso tiene que permitirse por el lado izquierdo.

 

Por medio de un comunicado de la UAM, expusieron que en las observaciones realizadas se dio a la tarea de evaluarse si las personas avanzaban correctamente, puesto que mucha gente es imprudente, se queda parada o es desconsiderada con los demás.

 

Pusieron en el piso de las escaleras tres tipos de calcomanías conocidas como floor graphic, hechas de un material resistente y duradero, en las que señalaban la manera correcta al caminar.

 

Iturbide Zacarías indicó que las señalizaciones fueron hechas en amarillo y azul; el primero denota luz, alegría, optimismo y un carácter emocionante, y se utilizó para los ciudadanos que iban con mayor rapidez; el segundo transmite tranquilidad, reflexión y paciencia, y se seleccionó para localizar a las personas que avanzan lento.

 

De la Paz Morgado dijo que durante media hora de observaciones, 37 por ciento de los usuarios, es decir, 980 personas, no cedieron el paso, pero mil 679 sí lo hicieron.

 

Después, en un segundo momento, se hizo de nuevo el tratamiento de señalizaciones y el porcentaje de quienes no cedían el paso bajó a 34 por ciento.

 

Medrano Acevedo dijo que el proyecto resultó funcional, pero tiene que mejorarse a partir de una intervención hablada, ya que complementa el tratamiento, “creemos que si se tiene una buena educación y se respeta los señalamientos, esto haría más efectivo el transporte público y el uso de las escaleras eléctricas”.