Consternación en África y el mundo por muerte de Kofi Annan, exsecretario general de la ONU y premio Nobel de la Paz en 2001

 

La noticia de la muerte del exsecretario general de la ONU resonó en toda África, y especialmente en su país natal, Ghana, con mensajes de condolencias y homenajes por parte de líderes políticos, instituciones y ciudadanos de a pie.

 

Annan, el primer subsahariano al frente de la ONU, falleció este sábado a los 80 años de edad en un hospital de Suiza, donde recibía tratamiento por una “corta enfermedad”, según su familia.

 

Uno de los primeros líderes que reaccionaron a la noticia fue el actual presidente de Ghana, Nana Akufo-Addo, que calificó a Annan como “uno de nuestros más grandes compatriotas” y extendió su pésame a su esposa, Nane, y a sus hijos, Ama, Kojo y Nina.

 

“Un consumado diplomático internacional y un altamente respetado ex secretario general de la ONU, Kofi Annan dio un considerable renombre a nuestro país mediante su cargo y su conducta en el escenario global”, recordó el mandatario.

 

“Fue un apasionado creyente de la capacidad de los ghaneses de construir su propio camino hacia la prosperidad y el progreso. He ordenado que, en su honor, las banderas de Ghana ondeen a media asta en todo el país y en las misiones diplomáticas en el exterior durante una semana”, agregó Akufo-Addo.

 

La Unión Africana (UA), cuya puesta de largo en 2002 celebró Annan como “una ocasión para la esperanza”, también extendió sus condolencias a través del presidente de su Comisión, el chadiano Moussa Faki Mahamat.

“Estoy desolado por la noticia de la muerte de Kofi Annan. Un gran hombre, un querido hermano. Una inconmensurable pérdida de un gran hombre, un estadista humilde y un icono global”, escribió el número uno de la UA.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 Algunas de las últimas apariciones públicas de Annan, quien se mantuvo activo hasta sus últimos días, fueron precisamente en África: el pasado mes de julio participó en la celebración del centenario del nacimiento de Nelson Mandela y luego lideró la delegación de la ONG The Elders, fundada precisamente por Mandela, para las elecciones en Zimbabue.

 

Comunidad internacional destaca legado de Kofi Annan
                                                                                                                                                                                                                                                                                               CRISIS EN KENIA

Uno de los primeros éxitos de Annan tras dejar la secretaría general de las Naciones Unidas a finales de 2006 fue su intervención en la crisis política que se produjo en Kenia tras las elecciones de 2007, que causaron una oleada de violencia que dejó más de un millar de muertos.

 

Annan medió para reconciliar al presidente, Mwai Kibaki, y al candidato derrotado en las urnas, Raila Odinga.

 

Odinga recordó hoy cómo Annan “intervino para evitar que el país se hundiera”, y refirió que “aún queda mucho por hacer del plan que propuso para la paz duradera y la estabilidad en el país, y espero -dijo- que podamos llevarlo a cabo en su honor”.

 

 

HOMENAJES EN REDES SOCIALES

Los homenajes llenaron también las redes sociales en todo el continente, con mensajes como “Se va el hombre que solo con un discurso era capaz de poner fin a guerras”, “África ha perdido a un símbolo de la paz, el amor y la unidad” o “Gracias por proyectar a Ghana hacia el mundo”.

 

Su etapa al frente del principal organismo internacional (1997-2006) estuvo marcada por su programa para reformar la institución y por su impulso al apoyo de la comunidad internacional a África y a la lucha contra el sida.