Consejos para mantener la vagina saludable

consejos-para-mantener-la-vagina-saludableFoto: www.imujer.com    

 

 

 

 

La vagina es un tubo muscular ubicado en el interior del cuerpo femenino, que va desde el cuello uterino (la abertura del útero) hasta la abertura vaginal. Los órganos sexuales externos se ubican alrededor de la abertura vaginal.

 

La vagina está diseñada para mantenerse limpia mediante sus secreciones naturales. Sin embargo, el cuidado diario puede mejorar la salud del sistema reproductivo.

 

JABONES

Se aconseja evitar los jabones perfumados, los geles y los antisépticos ya que pueden afectar el equilibrio saludable de las bacterias y los niveles de pH de la vagina.

 

Se recomienda usar jabones sin perfume para lavar el área alrededor de la vagina (vulva) con cuidado todos los días. La vagina se limpiará interiormente con las secreciones vaginales naturales.

 

DUCHAS

Algunas mujeres usan una ducha para “limpiar” su vagina, pero ésta puede interrumpir las bacterias vaginales normales por lo que no se recomienda su uso.

 

“No puedo pensar en una circunstancia en que las duchas vaginales sean útiles, porque lo único que hacen es lavar todo lo que está en la vagina, incluyendo todas las bacterias sanas“, explica el profesor Lamont.

 

TOALLITAS PERFUMADAS Y DESODORANTES VAGINALES

Estos productos perfumados pueden alterar el equilibrio de la vagina. “Si la naturaleza hubiera tenido la intención de que la vagina huela a rosas o lavanda, lo habría hecho“, refiere el experto.

 

ES NORMAL EL OLOR DE LA VAGINA

El lavado con agua y un jabón común debería ser todo lo que se necesita para mantener su vagina saludable. Es normal que la vagina tenga olor. “El olor vaginal puede cambiar en diferentes momentos del ciclo reproductivo y no debe ser considerado siempre como un signo de infección o enfermedad“, explica el doctor Elneil.

 

La causa más común del flujo vaginal anormal es la vaginosis bacteriana, que puede causar un olor desagradable. Se trata fácilmente con antibióticos, pero siempre es aconsejable acudir con tu médico de confianza.