Confirma ONU una explosión cerca de última posición del submarino argentino

La Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, integrada en el sistema de la ONU)  comunicó hoy de “una señal inusual en las cercanías de la última posición conocida del submarino argentino desaparecido ARA San Juan”.

 

Dos estaciones hidroacústicas de la CTBTO pudieron detectar “un evento impulsivo subacuático” que ocurrió a las 13.51 GMT del 15 de noviembre en la latitud -46,12 grados y la longitud -59,69 grados, indicó ese organismo de la ONU, con sede en Viena.

 

En Buenos Aires la Armada Argentina afirmó hoy que el día en el que se perdió el contacto con el submarino, en el que iban 44 tripulantes, ocurrió en la misma zona un “evento anómalo singular corto, violento y no nuclear consistente con una explosión”.

 

La CTBTO añade en su corto comunicado de apenas tres párrafos que sus “datos se ponen a disposición de las autoridades argentinas para apoyar las operaciones de búsqueda en curso”.

 

La Armada de Argentina ha señalado que apenas tres horas luego de perder la comunicación con el sumergible, se pudo detectar una “anomalía hidroacústica” o “ruido” cerca de donde se reportó por última vez su ubicación, en la zona del Golfo San Jorge, a 432 kilómetros de la costa argentina.

 

El CTBTO tiene una red mundial de unas 300 estaciones de medición, repartidas por todo el planeta, con la que detecta en tiempo real cualquier detonación o explosión inusual que puedan apuntar a un posible ensayo nuclear.

 

Los sensores del CTBTO han sido fundamentales en los pasado años para determinar si Corea del Norte había llevado a cabo pruebas nucleares.

 

La red de estaciones de la CTBTO es capaz de recoger datos sísmicos, hidroacústicos y de infrasonido, lo que las hace imprescindibles para reaccionar con celeridad ante un tsunami, detectar partículas radiactivas o una potencial erupción volcánica.

 

El CTBTO constituye un organismo independiente dentro de la ONU que vigila el cumplimiento del Tratado para la Prohibición de las Pruebas Nucleares, firmado en 1996. FOTO: