Condena unánime a vandalismo en la UNAM

 

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, condenó los actos vandálicos y la quema de una bandera de México, que un grupo de encapuchados realizó en la explanada de la Torre de Rectoría de la UNAM.

“Es totalmente condenable, ¿qué mexicano quema su bandera?, ¿qué mexicano rompe su bandera?, esto no tiene nada que ver con grupos anarquistas o grupos radicales, estos son grupos absolutamente conservadores.

“Eso lo dijimos en su momento y lo sigo sosteniendo, se juntan los extremos ¿no?, la extrema derecha con un supuesto radicalismo que lo único que quieren es generar un ambiente de provocación”, dijo Sheinbaum.

 

Dijo que no se caerá en provocaciones.

“Ellos querían provocarnos para que entráramos a Ciudad Universitaria, no lo vamos a hacer, pero estuvimos en contacto todo el tiempo con el rector.

“La Universidad es autónoma y ahí está, ya presentaron varias denuncias… tanto en la Procuraduría de la ciudad como en la Fiscalía General”.

 

Aseguró que estará pendiente del curso de las investigaciones, pues ya se tienen detectados a los grupos que realizan estos actos de violencia en la CDMX.

 

 

LOS HECHOS

Estudiantes de varios planteles y facultades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se movilizaron contra el acoso y la violencia de género.

 

Un grupo de encapuchados aprovechó la protesta para vandalizar las instalaciones de Rectoría y quemar la bandera.

Cerca de la una de la tarde, unos 300 alumnos de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, en paro desde el 24 de octubre, marcharon del parque de La Bombilla a Rectoría, en Ciudad Universitaria, para entregar un pliego petitorio.

 

Donde exigen a las autoridades de la UNAM investiguen por completo los más de 70 casos de acoso sexual denunciados en los últimos 4 años.

 

Al unísono, un grupo de encapuchadas marchó dentro del campus, desde la Facultad de Filosofía y Letras.

 

Tras manifestarse pacíficamente, ambos contingentes se retiraron de la explanada.

 

ENCAPUCHADOS ANARQUISTAS

Instantes después, un grupo de 50 encapuchados anarquistas llegó a la zona y comenzó a hacer destrozos.

 

Los encapuchados arremetieron contra la prensa, replegándola. Después, treparon al mezzanine del edificio de Rectoría. Hicieron pintas, rompieron vidrios con palos y lanzaron bombas molotov.                                                                     

Luego se dirigieron a la explanada y tras varios intentos fallidos, lograron bajar la bandera nacional del asta y la trasladaron frente a Rectoría, donde la desgarraron y le prendieron fuego.

 

Los restos de la bandera fueron recuperados por un alumno que pasaba por la explanada.                                                                                                                                                                        

Después, los jóvenes embozados ingresaron a la librería Henrique González Casanova, localizada en la llamada zona comercial, y la saquearon. Varios libros fueron destruidos y lanzados los pasillos.

 

Alumnos que presenciaron el saqueo ayudaron al personal de la librería a recuperar algunos ejemplares.

 

UNAM CONDENA “ATAQUE ARTERO”

La Universidad Nacional condenó “el ataque artero” por parte de, dijo, delincuentes embozados’ y aseguró que “procederá penalmente contra quien resulte responsable”.

“La Universidad siempre condenará la violencia hecha después de una manifestación pacífica”, comentó Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM.

Fuente: Televisa.News/ Foto principal: reforma.com