Con el consentimiento de la madre y la abuela, violaba a su hija de 13 años

 

En Coruña, España, un hombre se enfrenta a una pena de 10 años de prisión por violar “de forma continuada” a su hija de 13 años.

 

Según la Fiscalía, el hombre, residente en la localidad gallega de Carballo, abusó de la menor durante al menos dos años y medio.

 

Además, la Fiscalía pide otros 9 años de cárcel para la abuela y dos para la madre por, presuntamente, permitir las agresiones y no ayudarla pese a conocer los hechos.

 

LA AMENAZABA CON “MATARLA”

El padre, según la acusación, obligaba a su hija a “realizarle tocamientos” y la penetraba, llegándole a causar lesiones en una ocasión.

 

Los hechos tuvieron lugar entre 2013 y 2016 y, según el texto de la Fiscalía que recoge ABC, el hombre la “inmovilizaba para vencer su resistencia y le decía que si contaba algo la mataría”.

 

Debido a ello, la menor sufre un daño psicológico de evolución que por el momento se ha manifestado a través de “pesadillas, dificultades para dormir y conductas heteroagresivas”, por lo que el ministerio fiscal pide 10 años de prisión, así como privación de la patria potestad, libertad vigilada y una orden de alejamiento tanto de la menor como de sus otros dos hermanos.

 

VIOLENCIA Y ADICCIONES

La denuncia de la Fiscalía señala que la menor había pedido ayuda a su madre y le había contado lo sucedido. No obstante, ésta sufre una discapacidad leve y una adicción al alcohol, a lo que se suma que también había padecido agresiones del hombre, que ya tiene una condena por ello con fecha de 2008.

 

Por su parte, la abuela se enfrenta a 9 años de prisión por un “delito continuado de agresión sexual”.

 

Para ambas se pide también una orden de alejamiento, libertad vigilada y la prohibición de comunicarse con la menor.