Cómo arreglar tu cafetera con los mejores repuestos 

La cafetera, esa fiel compañera de los desayunos, las sobremesas y las meriendas. Un electrodoméstico de pequeño tamaño que todos tenemos en nuestras casas y que nos ayuda a tener siempre un café listo para tomar. Como todo aparato de cocina y como todo aparato convencional, su uso provoca un deterioro que acaba causando fallos que requieren arreglo. 

¿Cómo se puede arreglar una cafetera? Y más aún, ¿dónde se pueden encontrar buenos repuestos? Las preguntas más habituales en este ámbio, sobre todo cuando esta pequeña máquina falla, son las que vamos a responder aquí. Vamos a ayudarte para que siempre la tengas a punto y dispuesta a preparar el mejor café en tu casa. 

Cómo arreglar una cafetera que no funciona 

Para empezar, es fundamental saber qué tipo de cafetera estás utilizando. Lo más habitual es recurrir al modelo italiano, en cuyo caso el fallo suele estar en el aro de goma que va por debajo de la parte superior o, en su defecto, en cualquier tipo de obstrucción del émbolo por donde sale el café tras calentarse el agua. De ser así, la goma es fácil de cambiar por otra, ya que tan solo hay que comprarla del tamaño que corresponda y colocarla. 

Si lo que falla es el émbolo por donde pasa el agua, se debe quitar el filtro inferior de la mitad superior de la cafetera e introducir algo que sirva para desatascar la zona obstruida. A veces es algo tan sencillo como limpiar esa parte en condiciones para quitar cualquier posible rastro de café solidificado, ya que suele ser lo único capaz de obstruir eso. 

Esos son los fallos más habituales en el modelo italiano, pero es cierto que no es el único que existe. En los hogares es muy frecuente ver también las cafeteras inglesas o de émbolo, con una malla que exprime el café en polvo para que se mezcle con el agua sin dejar ni un resto sólido. Ahí  lo único que puede fallar es la malla que filtro y, en caso de que suceda, debe cambiarse por otra y recolocarse. Así de sencillo. 

La última opción es la de las cafeteras de cápsulas. Aquí ya nos adentramos en un terreno más complicado, porque hablamos de electrodomésticos con componentes electrónicos y recambios más delicados. Ya se vuelve importante saber cuáles son los componentes a cambiar y, por supuesto, saber dónde comprarlos. Pero no hay que preocuparse, porque hemos venido a darte respuestas precisamente para ese tipo de inconvenientes, incluso con estos modelos que se usan cada vez más. 

¿Dónde compro los repuestos para mi cafetera? 

Vivimos en tiempos de internet, y la duda sobre dónde comprar es una cada vez más fácil de resolver. Lo que tienes que hacer es buscar una página web de confianza, aunque, en ese sentido, podemos decirte que lo mejor que puedes hacer es recurrir a los repuestos para cafetera de Electrotodo. Esta página tiene un enorme catálogo de piezas para estos pequeños aparatos, con todas las marcas, referencias y facilidades que puedas imaginar. No tardarás en dar con lo que necesitas. 

¿Y cómo saber lo que hace falta para arreglar la cafetera? Pues tan solo hay que comprobar qué es lo que falla. Puede que simplemente no le llegue la corriente adecuada, para lo que necesitarías comprar el cable de corriente y así poder seguir usándola con total normalidad, aunque te adelantamos que tendrías que abrirla y, en ocasiones, incluso soldar para poder reconectarlo (los modelos más nuevos tienen unos pines que se conectan manualmente, sin soldaduras de por medio). 

Otro problema muy común es que no salga la cantidad de café que solía salir con la cafetera cuando estaba nueva. Esto se debe a que la cal del agua ha ido obstruyendo los conductos, y es algo que se arregla de forma tan sencilla como comprando el correspondiente descalcificador. Debe mezclarse con agua en el depósito de agua de la máquina y usarse como si se fuera a hacer un café, aunque sin ninguna cápsula de por medio. El agua caliente, junto con este otro líquido, se encarga de acabar con la cal y deshacerla, devolviendo así el aparato a su estado original. 

Existen muchos fallos puntuales con estas cafeteras de cápsulas o incluso con las eléctricas, para lo que se vuelve especialmente importante tener cerca no solo una firma que ofrezca los mejores repuestos, sino también los mejores consejos de reparación. Electrotodo, la que hemos mencionado antes, ofrece una ayuda genial en ambos sentidos. Por una parte te da las mejores piezas a los mejores precios; por otra, te garantiza consejos y recomendaciones para hacer toda clase de reparaciones de cafeteras sin complicaciones. 

En definitiva, es una propuesta muy a tener en cuenta si quieres saber perfectamente cómo arreglar tu cafetera y, de paso, tener los mejores recambios cerca.