“CLINTON DEBE SER LA PRESIDENTA”: BERNIE SANDERS

SANDERS

Tras afirmar que “comenzamos una revolución política para transformar a los Estados Unidos y esa revolución continúa”, el senador Bernie Sanders manifestó su abierto respaldo a Hillary Rodham Clinton.

 

“La opción ni siquiera es difícil”, dijo Sanders al dirigirse a los asistentes a la Convención Nacional Demócrata y asegurar que Clinton “será una presidenta sobresaliente y que está orgulloso de estar con ella”.

 

El discurso de Sanders pareció tocar puntos de unidad que parecieron difíciles durante el día punteado por cánticos de “Bernie, Bernie” en los salones de la convención.

 

NECESIDADES DEL PUEBLO ESTADOUNIDENSE

“Esta elección no es y nunca ha sido acerca de Hillary Clinton, o Donald Trump o Bernie Sanders o cualquiera de los otros candidatos que buscaron la Presidencia”, dijo Sanders, que acumula mil 900 delegados durante su campaña por la candidatura presidencial demócrata.

 

“La elección de 2016 es acerca de las necesidades del pueblo estadounidense y el futuro para sus hijos y nietos”, puntualizó ante una multitud en la Convención Nacional Demócrata donde muchos de sus fieles todavía se rehúsan a aceptar la derrota en las primarias.

 

“Por esas medidas, cualquier observador objetivo concluirá que con base en sus ideas y liderazgo, Hillary Clinton debe ser la próxima presidenta de Estados Unidos. La opción ni siquiera es difícil”, enfatizó y abundó:

 

“Clinton entiende la necesidad de mejorar el salario mínimo y está determinada a crear nuevos empleos y reconstruir la infraestructura. Pero su oponente, Donald Trump tiene una opinión muy diferente. Mientras Trump cree en un enorme alivió fiscal para multimillonarios, cree que los estados deben tener el derecho de reducir el salario mínimo”.

 

PELIGROS DE UNA PRESIDENCIA DE TRUMP

El senador por Virginia apuntó que no es secreto el que él y Clinton estaban en desacuerdo, pero precisó que “de eso se trata la democracia”, antes de consignar los avances en la plataforma electoral, “la más progresiva en la historia” del Partido Demócrata.

 

Tras advertir de los peligros de una presidencia de Donald Trump, Sanders puntualizó que “nuestro trabajo será asegurar que esa plataforma sea instrumentada por un senado democrático, una Cámara baja democrática y una presidencia de Hillary  Rodham Clinton”.