Civiles se arman en Estados Unidos para esperar la caravana migrante

 

Policias y activistas de extrema derecha están recaudando fondos y anunciando planes para ir a la frontera entre México y Estados Unidos para ayudar a detener a la caravana de migrantes centroamericanos.

No está claro exactamente cuántos milicianos llegarán a la frontera.

La caravana, integrada por unas 4 mil personas, se ubica a unos mil 600 kilómetros de la frontera sur de Estados Unidos, a la que llegarían en varias semanas.

La posibilidad de que haya civiles armados en la frontera -y la caldeada retórica sobre política migratoria- han atizado los temores hacia el surgimiento de grupos de autodefensa en momentos en que las tensiones ya se encuentran altas debido a las bombas caseras enviadas por correo a algunos de los críticos de Trump.

¿Qué opinas?