Ciudad de Colorado se queda sin policías tras renuncia masiva

 

Los alguaciles del condado de Otero, en el sur de Colorado, patrullan la localidad de Fowler, luego de que en los últimos días presentaron su dimisión los miembros de la Policía local.

 

El abogado de la ciudad, Tony Perko, especuló que las renuncias masivas en Fowler se deben a los resultados de los comicios de noviembre pasado, en las Jake Six fue electo como nuevo alguacil para el vecino condado de Bent.

 

Six asumió su cargo el martes de esta semana y Hogue y los otros cuatro oficiales que antes trabajaban en Fowler ahora lo hacen para él.

 

El alcalde de Fowler, Nathan Shultz, dijo que la ciudad “simplemente no tiene fondos” para pagarles mejores salarios a sus uniformados.

 

SIN BENEFICIOS ADICIONALES NI HORAS EXTRAS

El exjefe de la Policía local, Webster Hogue, tenía un salario de unos 41 mil dólares anuales y los otros elementos percibían 32 mil, sin beneficios adicionales y sin compensación por horas extras.

 

La ciudad de Fowler cuenta con mil 100 habitantes y se localiza a 240 kilómetros al sur de Denver, fue fundada en 1901 y desde entonces contó  con sus propios efectivos hasta que 1966 se organizó el Departamento de Policía.

 

La municipalidad siempre presentó problemas para retener a sus uniformados, que dimitían para buscar oportunidades laborales con salarios más altos en urbes cercanas.